No habrá amiguismo, nepotismo ni influyentismo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

No habrá amiguismo, nepotismo ni influyentismo

COMPARTIR

···

No habrá amiguismo, nepotismo ni influyentismo

07/12/2018
Actualización 07/12/2018 - 15:25

Este es uno de los compromisos que el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer en el Zócalo de la Ciudad de México, el 1 de diciembre pasado.

Sin embargo, el asombro fue mayor al conocer la terna que el presidente de la República enviará al Senado para ocupar el cargo de ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que provocó la reacción inmediata de organizaciones de la sociedad civil.

Está conformada por Loretta Ortiz, exdiputada de Morena; Celia Maya García, candidata de Morena al Senado y a la gubernatura de Querétaro, y Juan Luis González Alcántara Carrancá, expresidente del Tribunal de Justicia de la Ciudad de México.

Y si esto significa dejar fuera a los “amiguismos”, no sólo en cuanto a funcionarios de dependencias federales, sino hasta de otro poder, pues ya no se entiende nada.

Loretta Ortiz encabeza la terna y es ni más ni menos que la esposa de quien fue su secretario de Gobierno en el DF y seguidor incondicional (Agustín Ortiz Pinchetti). Y para no dejarlo sólo en amigos, Loretta Ortiz fue, además, diputada federal de Morena hace apenas tres años, en la LXII Legislatura. Además de coordinadora de los foros por la pacificación, que ni siquiera se concluyeron.

Y para documentar el optimismo, hay que recordar que fue quien aseguró que el papa Francisco había confirmado que estaría en México en dichos foros.

Celia Maya García fue candidata de Morena a la gubernatura de Querétaro en 2015, y al Senado en 2018. Actualmente es magistrada en el Tribunal Superior de Justicia de Querétaro.

Y Juan Luis González Alcántara Carrancá fue presidente del Tribunal Superior de Justicia del entonces Distrito Federal, entre 2000 y 2003, cuando el presidente era jefe de Gobierno, y fue propuesto a principios de año por López Obrador dentro de su terna para la Fiscalía General de la República.

Además, las organizaciones de la sociedad civil se quejan de que no hubo un proceso abierto que permitiera una integración a partir de los méritos. ¿Así o más cercanos?

Marcelo Ebrard, uno de los políticos más fuertes del actual sexenio y de los más cercanos al presidente López Obrador, logró su ratificación por unanimidad en el Senado, a pesar de que se tuvo que hacer en un apresurado trámite.

Ebrard Casaubón demuestra su fuerza de negociación con esta ratificación, ya que los senadores estuvieron de acuerdo hasta con el hecho de que se tuvo que posponer su comparecencia ante la comisión, como lo señala la fracción 2 del artículo 242 del Reglamento del Senado de la República.

Al parecer, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, se convirtió en agorero al exigir el regreso de la educación básica y normal a la federación, ya que el presidente Andrés Manuel López Obrador coincidió con él en su conferencia de prensa mañanera, al señalar que no descarta federalizar los servicios educativos del país.

Aureoles Conejo había dado un plazo de 30 días para regresar los servicios educativos a la federación y obtuvo una respuesta muy ruda de parte del titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos y Transparencia de la SEP, en representación del entonces secretario Otto Granados.

Y aunque le urge el dinero para pagar los bonos de 2017 y 2018 a los maestros, todo indica que podrá llegar más fácilmente a una negociación con el gobierno federal que finalmente busca centralizar la educación.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.