Llévelo, llévelo, le tramitamos su amparo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Llévelo, llévelo, le tramitamos su amparo

COMPARTIR

···

Llévelo, llévelo, le tramitamos su amparo

09/11/2018
Actualización 09/11/2018 - 15:01

Así es, la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos ha provocado una competencia en redes sociales para tramitar amparos e impedir la disminución de salarios, e incluso algunos proponen ampararse para evitar que les sean suspendidos los seguros de gastos médicos, separación individualizada y vida.

Esta propuesta fue ampliamente criticada desde que la dio a conocer el presidente electo Andrés Manuel López Obrador en campaña, pero sobre todo cuando se aprobó en la Cámara de Diputados, por los errores que tiene, ya que se retomó una iniciativa de Pablo Gómez, de 2011, en lugar de crear una nueva.

Incluso la propia senadora y futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se ha manifestado en contra de que se reduzcan los salarios de ministros, jueces y magistrados.

De hecho, el presidente electo ya se reunió con los ministros y, según nos cuentan, les expresó que no habría problema si se amparan en el artículo 94 de la Constitución, que señala: “La remuneración que perciban por sus servicios los ministros de la Suprema Corte, los magistrados de circuito, los jueces de distrito y los consejeros de la Judicatura Federal, así como los magistrados electorales, no podrá ser disminuida durante su encargo”.

Claro que el costo político que tendrían que pagar sería muy alto, por lo que deberán definir si aceptarán esta legislación o no.

Porque finalmente es decisión del presidente electo responder a un acto político al que se comprometió en campaña, y que refleja el hartazgo de los mexicanos con el actual gobierno.

Y enfrentarse a esta disposición puede provocar mucha molestia entre los ciudadanos hacia al Poder Judicial, al que ya de por sí se le acusa de la impunidad que se vive en el país.

De cualquier forma distintos despachos de abogados, como Trusan & Roma, invitan a los funcionarios públicos a ampararse, tanto por el decremento salarial, como por el dejar de contar con los seguros.

Señalan que lo más importante es la tranquilidad de las familias y los seres amados, por lo que los invitan a luchar para mantener su salario.

Ofrecen promover un amparo indirecto contra el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, así como contra la Ley de Austeridad Republicana.

Tienen una visión muy interesante, ya que aseguran que no deben ampararse respecto a la Ley Federal de Remuneraciones, publicada el pasado 5 de noviembre, porque esa será derogada cuando se apruebe La ley de Austeridad Republicana; y por ello piden: ¡no te dejes sorprender!

Mientras que el bufete López Padilla invita a los funcionarios a presentar un amparo directo contra la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, y señalan que cuentan con dos oportunidades dentro de los 30 días hábiles siguientes a la entrada en vigor de la ley, o bien dentro de los 15 días hábiles siguientes a que tenga lugar el primer acto de aplicación de las normas reclamadas, lo que significa al día siguiente de que le bajen el salario.

No sólo en el Poder Judicial los funcionarios públicos están preocupados por esta legislación, también en Pemex, el Inegi, el INE y muchas otras, donde los mandos medios y superiores que tienen posibilidades de un trabajo transexenal están preocupados y dispuestos a actuar judicialmente para no verse perjudicados.

El próximo gobierno deberá pensar muy seriamente en las liquidaciones, si no quiere enfrentase a una lluvia de amparos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.