¡Exigimos respuesta!
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¡Exigimos respuesta!

COMPARTIR

···

¡Exigimos respuesta!

04/01/2018
1
  

   

Especial
,

O en el PRD tienen retraso mental para agredir físicamente a sus contrincantes y gritar ¡PRD, PRD!, o la agresión es una forma de victimizarse de los morenistas, o las divisiones internas en el PRD provocan que se golpeen solos.

Pero todo serán conjeturas y acusaciones recíprocas mientras no se haga una investigación a fondo de los hechos ocurridos en los eventos de Claudia Sheinbaum en Coyoacán, porque todavía estamos en época de precampaña y ya ha habido agresiones en tres mítines de Morena, en los cuales dos reporteros han resultado lesionados.

El presidente del PRD en la Ciudad de México, Raúl Flores, señaló que se interpondrán denuncias ante la Procuraduría capitalina y la Fiscalía Especial para Delitos Electorales (FEPADE) para que se investiguen los hechos y se actúe contra los responsables.

Esto, explicó, les permitirá ver los videos del C4 y hacer un análisis de qué es lo que está sucediendo y quiénes son los agresores.

De cualquier forma, se requiere mucho más empatía de parte de los actores políticos, porque no es posible que después de agresiones físicas contra la gente y en particular contra el reportero de La Jornada, Ángel Bolaños,  la respuesta de la candidata Claudia Sheinbaum sea sólo política, sin expresar solidaridad.

Después de que hubo sillazos en el primer mitin en Coyoacán en la Colonia Villa Quietud, la exdelegada tuiteó: “Vamos a recuperar la ciudad. Esta debe seguir siendo una ciudad de libertades. La agresión que recibimos en Coyoacán por sujetos del PRD y la delegación es inaceptable (sic). Pero no nos van a doblegar. Somos millones que haremos historia en la ciudad y en el país”.

A quien acusan los morenistas es al diputado del PRD, Mauricio Toledo, quien lógicamente se deslinda de los sucesos y dice que estas “prácticas porriles son comunes en el equipo de Martí Batres -dirigente de Morena en la Ciudad de México- quien previo al evento, comentó a reporteros que esperaban una agresión”.

Es fácil echar culpas después de un hecho de esta naturaleza, pero los partidos políticos deben ser conscientes de que los capitalinos no deseamos vivir en el enfrentamiento y por lo tanto las autoridades deben llegar, de inmediato,  al fondo del asunto.

De por sí la violencia ha crecido de manera importante en el país y la violencia política se ha incrementado en algunas entidades donde han matado a candidatos e integrantes de partidos políticos en general.

De acuerdo con un recuento que se publica hoy en las páginas de EL FINANCIERO, de diciembre a la fecha 14 políticos de distintos partidos han sido asesinados, y de ellos al menos cinco aspiraban a un puesto en las próximas elecciones.

Si continúan con la violencia, el siguiente paso será que ésta suba de nivel y los habitantes de la Ciudad de México no les agradeceremos a los políticos que acaben con nuestra estabilidad. Les exigimos respuesta rápida y creíble, tanto a las autoridades como a los partidos políticos involucrados. Finalmente todos se conocen, ya que vienen del mismo grupo.

ADELANTAN TIEMPOS
Y después de que todos los precandidatos andan en campaña y con spots pagados por nosotros, a pesar de que sólo podrían publicitarse quienes estuvieran en una elección interna, el PRD tuvo que cambiar su estrategia y definirá a su candidato el 18 de enero, al dar a conocer la encuesta de Mitofsky. Consideran que de esta forma la elección será más pareja con sus contrincantes del PRI, Mikel Arriola y de Morena, Claudia Sheinbaum.

Finalmente, este partido político, que ha gobernado la ciudad desde que hay elecciones, ha tenido un gran desgaste por el propio ejercicio de gobierno y la ruptura con Andrés Manuel López Obrador, quien creó Morena en 2014.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
El PAN se queda con más candidaturas
Crece el maltrato en México a indocumentados
Puebla, de los últimos lugares en desarrollo

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.