Elba Esther ya no es maestra, difícil que sea dirigente
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Elba Esther ya no es maestra, difícil que sea dirigente

COMPARTIR

···

Elba Esther ya no es maestra, difícil que sea dirigente

12/09/2018

El regreso de Elba Esther Gordillo a la vida sindical en el próximo gobierno no será un tema fácil a pesar de los acercamientos que tuvo con Morena. La primera razón es que antes de obtener el apoyo del nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador para regresar a la dirigencia sindical, la maestra tendría que pactar con la Sección 22 de la CNTE, ya que de lo contrario estos maestros podrían hacerle pasar momentos muy difíciles al nuevo gobierno.

Sólo debemos recordar que el pasado 25 de agosto en una manifestación frente a las oficinas de la SEP los maestros de las secciones 9, 10 y 11 de la Ciudad de México prendieron fuego a una figura de Elba Esther Gordillo, quien fue absuelta el 8 de agosto pasado.

El líder de la Sección 9, Roberto Gómez, aseguró en esa manifestación que los maestros de la Ciudad de México y de todo el país sienten un “repudio total a la charra mayor… No aceptamos ningún cacicazgo en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. No la necesitamos durante todo el proceso de lucha, el único lugar de Elba Esther Gordillo es la cárcel”.

Pero además hay otro problema fundamental, la maestra tiene renovados sus derechos ciudadanos, pero los sindicales en definitiva no los tiene, ya que para ello tendría que reactivar su plaza de maestra, después se tendría que definir si la comisionan o no, para posteriormente ver si puede acceder a la dirigencia del SNTE.

Y en este proceso el desgaste tanto para sus allegados como para el gobierno entrante sería muy elevado.

Si bien es cierto que la maestra Elba Esther Gordillo no está en las mejores relaciones con la actual dirigencia de Juan Díaz, también lo es que cuando decidieron meterla a la cárcel en febrero de 2013 no se buscó desmantelar al sindicato, y muchos cercanos a ella han mantenido su fuerza y ya no requieren ser sus incondicionales.

De cualquier forma, Juan Díaz no se durmió en sus laureles y se dio a la tarea de que se renovaran los dirigentes de todas las secciones del SNTE, incluida la 36, a la que pertenecía Elba Esther Gordillo.

En esta sección desde 1943 se había presentado una planilla de unidad por lo que ni siquiera había votaciones, pero en octubre de 2016 la dirigencia seccional tuvo que elegirse por voto secreto y directo.

Rigoberto Ochoa, uno de los más cercanos a la maestra, impulsó la candidatura de Alberto Hernández Meneses para lo cual contó con el gobernador Eruviel Ávila, quien de esta forma pagó los apoyos recibidos de la maestra Gordillo Morales, que lo llevaron a obtener el 62 por ciento de los votos.

Y aunque a muchos les pareció increíble en ese momento, el candidato de Juan Díaz, dirigente nacional del SNTE, Rigoberto Vargas Cervantes, obtuvo el triunfo con el 65 por ciento de los votos.

Además, en febrero pasado se llevó a cabo el Congreso en Nuevo Vallarta, en el que participaron 4 mil delegados, en el que se llevó a cabo una reforma estatutaria y se decidió que Juan Díaz estaría al frente del SNTE hasta 2024, o sea que culminará al mismo tiempo que el próximo gobierno.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.