El Panal da un sí condicionado al Frente
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El Panal da un sí condicionado al Frente

COMPARTIR

···
Opinión

El Panal da un sí condicionado al Frente

03/10/2017
1
   

    

Frente Ciudadano por México
,

Un partido más se unirá al Frente Ciudadano por México, pero para ello tendrán que negociarse sus condiciones.

Por fin el Panal, que ha sido un aliado del PRI y que fue indispensable en el triunfo de Alfredo del Mazo en el Estado de México, entregará hoy “si no hay otra catástrofe natural, otro escándalo político o un nuevo eclipse, la respuesta formal a la carta que me hizo llegar la presidenta del PRD, Alejandra Barrales”, señala su presidente, Luis Castro.

Explica que es “una carta de intención para contribuir a la suma del Frente”, en la que se presentan propuestas en tres ejes: agenda, candidaturas y diálogo para los acuerdos.

Señala que por respeto a los dirigentes de las demás fuerzas políticas que conforman el Frente, no puede decir en qué consiste su propuesta, pero a la pregunta de si ¿se puso alguna condicionante para la elección del candidato presidencial?, respondió que “la diferencia entre mi carta y la de Moreno Valle, Margarita Zavala y Silvano Aureoles es que la mía es de cinco cuartillas”, mientras que la de ellos fue sólo de una.

Ya veremos el contenido de la carta; así el Panal iniciará una negociación que también puede servirle para que el PRI lo vuelva a buscar e intente convencerlo.

Otro tema al que se refiere Luis Castro es a la propuesta del PRI de legislar para acabar con las prerrogativas y con los plurinominales.

Explica que el dinero privado en las campañas puede venir de cuatro fuentes, la primera legítima, pero que nos llevaría a una democracia donde impone candidatos la burguesía.

Y las otras tres ilegales, como que venga de los delincuentes de cuello blanco, del desvío de recursos públicos o bien de los delincuentes de cuello negro.

Y le recuerda al presidente del PRI, Enrique Ochoa, que este año se cumplen 40 años de la reforma política implementada por el ideólogo priista Jesús Reyes Heroles, con la cual se buscó dar voz a otras fuerzas políticas fuera del partido hegemónico.

Y el próximo año se cumplen 50 años del movimiento del 68, que fue la base de esta reforma política, que diez años después le da voz a los que no la tenían y que en algunos casos habían optado por la guerrilla.

También el Grupo Galileo, del PRD, ya externó su inconformidad con estas propuestas, al señalar que se trata de un “descarado oportunismo demagógico” del PRI, que plantea acabar con “avances fundamentales que la sociedad ha conseguido en 40 años y volver a los tiempos del partido casi único”.

Esta puede ser una larga discusión en la que valdría la pena que recordáramos cómo se dio el nacimiento de un organismo electoral, del que ahora nos quejamos, pero ha permitido la participación de diferentes grupos políticos.

* * *
El shock por la desgracia está a punto de acabar, y de la solidaridad en la emergencia en la que se despliegan todas las manos, pasamos a la reconstrucción que es una etapa más compleja, asegura Eduardo Bohórquez, de Transparencia Mexicana, quien cuenta que basados en su experiencia 30 organizaciones decidieron crear una plataforma de seguimiento.

Explica que esto es como un C5, donde se van a conjuntar todos los esfuerzos en torno a tres ejes de acción: seguimiento del origen y uso de los recursos destinados a la reconstrucción, reconstrucción con perspectiva social y de derechos humanos, y responsabilidades y reparación del daño.

Bohórquez reconoce que es difícil que el gobierno, los empresarios y las organizaciones acepten la transparencia en el manejo de los recursos, sobre todo por el hecho de que las actividades filantrópicas se han considerado como anónimas, pero comentó que ya iniciaron los acercamientos para poder construir esta gran plataforma.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Se requiere auditar las donaciones
Diferencias Monreal-López Obrador
El desorden inició con el Bando 2

,

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.