El desorden inició con el Bando 2
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El desorden inició con el Bando 2

COMPARTIR

···

El desorden inició con el Bando 2

28/09/2017
1
   

    

Cámara de Diputados. (Tomada de @Mx_Diputados)
,

¿Cómo la ciudadanía va a estar conforme con sus representantes populares, cuando los diputados locales de la Ciudad de México ni siquiera han sesionado después del sismo?

Quienes revisan el Presupuesto, hacen las leyes y los reglamentos y tienen apoyos para estar cerca de sus representados, no han tenido un plan, ni reuniones con el jefe de Gobierno ni ningún tipo de acción concertada en la ciudad, donde hasta el momento hay mil 500 edificios a punto de colapsar de acuerdo con el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente.

A Dunia Ludlow, diputada local en la Ciudad de México, le parece increíble que no estén sesionando en un momento como este y que no sean parte de las decisiones del Gobierno de la ciudad. Asegura que es a partir del Bando 2 del gobierno de Andrés Manuel López Obrador cuando se perdió la operatividad técnica de cómo y dónde se construye en la Ciudad de México.

En la delegación Benito Juárez, que es una de las que ha tenido mayor crecimiento en los últimos años, de acuerdo con información de Edgar Ledesma, reportero de EL FINANCIERO, seis edificios con menos de una década de existencia están muy afectados en su integridad estructural, lo cual nos habla de corrupción y engaño.

Y para que quede claro que debemos tener verdaderos castigos para los actos de corrupción, hoy Edgar Ledesma nos da a conocer que el director general de Obras y Desarrollo Urbano de la delegación Benito Juárez, Nicias René Aridjis Vázquez –inhabilitado a finales del sexenio de Felipe Calderón por enriquecimiento ilícito–, fue quien aprobó la habitabilidad de Residencial San José, según consta en el oficio Autorización Uso y Ocupación FBJ 0273-16, fechado el 20 de abril de 2016, que es uno de los varios edificios de menos de un año que se colapsó en Benito Juárez.

La diputada Dunia Ludlow explica que uno de los graves problemas con las constructoras es que aparecen y desaparecen, lo que dificulta darles seguimiento, pero asegura que debe haber un castigo ejemplar para las que no utilizaron los materiales que se requerían.

Señala que se debe buscar una forma para darles seguimiento, como que se integren a cámaras empresariales, como las de construcción, que posibiliten revisar su capacidad y darles seguimiento.

En la delegación Cuauhtémoc, por cierto la más afectada, Ricardo Monreal señala que no hubo edificaciones nuevas que se colapsaran o tengan que derrumbarse, y comenta que en la lista que presenta diario de las edificaciones dañadas, añadirá los años de construcción para que haya más claridad.

Desencajado por todos estos días de desolación, Ricardo Monreal hace hincapié en que esto apenas inicia y la reconstrucción llevará años, por lo que dice que se requieren crear más programas de apoyo para los damnificados.

NEME AL ESTILO GRACO

Al parecer el síndrome Graco está cundiendo en Morelos. En las oficinas centrales de Capufe, en Cuernavaca, organizaron un centro de acopio para apoyar a los damnificados de Oaxaca y Chiapas, esto después del sismo del 7 de septiembre.

Sólo que como su director general, Benito Neme Sastre, no se ha parado por ahí desde hace más de una semana a pesar de que el edificio sufrió daños, la ayuda sigue esperando para ser entregada. Pero para evitar críticas decidieron trasladar el camión con víveres al campamento de La Pera, ubicado en el kilómetro 64 de la carretera México-Cuernavaca.

En las oficinas se dice que “el licenciado Neme” quiere entregarla personalmente.

¿Pensará Neme organizar una caravana que pase por Tabasco para de paso promoverse para la gubernatura?

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Miguel Mancera crece como precandidato
Senadores, sin propuestas claras
El cambio que viene

,

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.