El candidato de izquierda
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El candidato de izquierda

COMPARTIR

···

El candidato de izquierda

01/02/2018
1
   

   

Armando Ríos Piter busca ser el próximo gobernador guerrerense. (Édgar López)
,

Armando Ríos Piter se convertirá en el único candidato que enarbole las causas de la izquierda como la legalización del uso lúdico de la mariguana y el apoyo a la comunidad lésbico gay.

Como sabemos, el PRI desechó las propuestas del presidente Enrique Peña Nieto sobre estos temas.

El PAN ha estado, está y estará en contra; el PRD, que los enarboló y los llevó a la ley en la Ciudad de México, se alió con la derecha y no los defenderá, mientras que Andrés Manuel López Obrador jamás ha sido claro, pero no avanzaron cuando fue jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Ríos Piter está consciente de que los independientes pueden atomizar el voto en estas elecciones de 2018; es por ello que propuso una candidatura independiente única para competir por la presidencia de la República y dijo estar dispuesto a una plataforma común.

Es obvio que en los temas de las libertades individuales como son la mariguana y la comunidad lésbico gay no tendrá acuerdo con Jaime Rodríguez El Bronco y Margarita Zavala, pero asegura que hay problemas más importantes como la inseguridad, la corrupción y la pobreza que requieren de grandes acuerdos para avanzar.

Con una estrategia novedosa, El Jaguar cumplió con el requisito de lograr firmas equivalentes al uno por ciento del padrón electoral en 17 estados, de acuerdo con Roy Campos, de Consulta Mitofsky, y lleva hasta el momento 814 mil 962 apoyos encontrados en la lista nominal, que después de las irregularidades en el INE ya no les llaman validados.

Es decir, está a punto de llegar a la meta como candidato independiente y tuvo una estrategia muy interesante, ya que, como él comenta, debido a su falta de recursos le apostó, en primer término, a entidades con poca población para lograr más rápido la dispersión de los apoyos, pero también para demostrar su competitividad.

Obviamente, niega las versiones de que políticos del PRI, como se ha dicho del secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, lo estén apoyando, pero explica que la ola independiente es un movimiento que se da en diversos estados del país y que ha permitido tener aliados para juntar firmas, que se mantendrán hacia la elección.

Señala que este mapa independiente está principalmente en los estados y municipios donde ha habido alternancia y la gente no ha vivido ningún cambio con el PRI, el PAN, el PRD o el PVEM.

“Imagínate que los partidos tuvieran la obligación de juntar firmas para sus candidaturas, les daría un acercamiento a la gente y a sus necesidades; pero no, más bien tienen que estar más cerca de su burbuja y eso provoca una oligarquía política que no escucha”, comenta.

Ríos Piter comenta que los ciudadanos le han pedido que propicie debates más cercanos a la población. Y asegura que cumplirá con ese compromiso en esta contienda que se define entre el pasado y el futuro, entre los políticos tradicionales que piensan que la sociedad sigue funcionando de manera vertical y cerrada y que se consolidan como los dueños de la verdad, y quienes buscan un funcionamiento horizontal con información de ida y vuelta y utilizan las nuevas tecnologías como el WhatsApp.

* * *
Como era de esperarse, los senadores priistas darán prioridad a la agenda de su candidato y se comprometen a realizar reformas en los temas más sentidos de la población, como el combate a la corrupción y la seguridad.

Proponen modificar la actual figura de extinción de dominio, reformas legales para aumentar las penas y los periodos de sanciones por hechos de corrupción y para incrementar las sanciones por el robo de hidrocarburos.

Y que los servidores públicos de nivel superior y legisladores federales certifiquen su evolución patrimonial de cinco años previo a ocupar el cargo.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:

Exgobernadores y más en la lista del PRI
Corral, regresa a gobernar
Debates organizados por la IP

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.