Desde cero o se van
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Desde cero o se van

COMPARTIR

···

Desde cero o se van

07/09/2018

La crisis del PRD es tan fuerte que tiene más afiliados que los votos que obtuvo en la pasada elección presidencial, y es por ello que si quiere sobrevivir en los próximos comicios, deberá rehacerse por completo; es decir, reinventarse desde cero.

De acuerdo con la revisión hecha por el Instituto Nacional Electoral, el año pasado, el PRD tenía más de cinco millones de militantes afiliados a su padrón y sólo obtuvo un millón 307 mil sufragios en las elecciones pasadas; es decir, casi cuatro millones de personas registradas en el partido no votaron por su candidato presidencial, Ricardo Anaya.

Además, como sabemos, ya sólo conservarán la gubernatura de Michoacán, ya que perdió el poder en la Ciudad de México, Tabasco y Morelos, y atraviesa una terrible crisis económica. Es por ello que algunos perredistas como Miguel Alonso Raya, del Grupo Galileos, proponen acabar con toda la estructura del partido, sus direcciones, sus secretarías y reinventarse por completo.

Es más, hasta prevé la posibilidad de que ni siquiera se utilice el actual registro del PRD, sino que simplemente se lleven a cabo las 20 asambleas con tres mil personas por estado, o las 200 asambleas distritales con 300 militantes cada una, para construir un nuevo partido político que deje atrás todos los errores que se cometieron.

De esta forma, el partido del sol azteca se volvería a hacer con nuevos documentos, nueva línea política, nuevos principios, nuevos estatutos, pero sobre todo, con condiciones de igualdad para los que se integren, y que las candidaturas sean para la gente que trabaja en las calles y no sólo para las figuras de las tribus.

Después de esta terrible crisis electoral que los dejó como chiquipartido, el PRD dejará de recibir el próximo año 122 millones de pesos, al pasar de los 496.1 millones que recibió durante 2018, a 373.2 millones para el próximo ejercicio. Además deberá pagar una multa de 47.7 millones de pesos que viene arrastrando desde 2012 por el rebase en que incurrió con motivo de la campaña presidencial de aquel año, en el que por cierto su candidato fue Andrés Manuel López Obrador, quien casi los desapareció en 2018, gajes del oficio.

Para Miguel Alonso Raya si no pones otras caras al frente de este partido y no tienes un discurso acompañado por acciones y defendido en el Poder Legislativo, será imposible que el PRD se convierta en un partido útil a la sociedad.

Uno de los grandes problemas que enfrentará el PRD a partir del próximo año es que su discurso de izquierda y muchas de sus propuestas son enarboladas por Morena y el nuevo gobierno.

Es por ello que Alonso Raya considera que deben sacudirse e invitar a nuevos personajes para participar en la conformación de este nuevo partido, en el que pueden entrar todos aquellos que estén a favor de las libertades individuales y estén preocupados por el autoritarismo.

Es el momento de tender puentes para personajes como José Woldenberg, como los que participan en el colectivo Ahora, coordinado por Emilio Álvarez Icaza para crear una fuerza socialdemócrata a la mexicana.

Pero por desgracia el exlegislador perredista está consciente de que la lucha de tribus al interior de su partido hará muy difícil, o casi imposible, la posibilidad de esta transformación desde las cenizas, y asegura que de seguir con las mismas prácticas perderán el registro en 2021.

La definición se tomará en octubre y los Galileos están dispuestos a volver a empezar solos como una nueva fuerza política, si en su partido continúan las mismas prácticas.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.