¿De quién hablan?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿De quién hablan?

COMPARTIR

···

¿De quién hablan?

17/10/2017
1
   

   

Raúl Cervantes
,

“Yo quiero de verdad decir que en el cargo que desempeñes se mostrará tu profesionalismo, tu capacidad y quiero decirte que eres una mejor persona, creo que has alcanzado un nivel de madurez espléndido”, señaló el entonces perredista y hoy moreno, Miguel Barbosa.

“El país se encuentra viviendo momentos que requieren de sus mejores hombres, de sus mejores mujeres para atender los retos que está demandando esta nación… Tienes la mano de las senadoras y los senadores del Partido Acción Nacional”, aseguró Fernando Herrera.

“Reconocer también como un gran conocedor de la ley, pero sobre todo, yo quisiera resaltar su gran calidad humana. Creo que es de reconocer que, sobre todo en la aplicación de ley, vio siempre por el beneficio colectivo”, comentó Luis Sánchez.

Así llegó Cervantes a la PGR, y poco tiempo después lo denominaron el fiscal 'carnal'. Su cercanía con el presidente es innegable, pero de verdad, ¿cambió tanto la realidad?

Ayer, el propio Raúl Cervantes señaló que “algunos legisladores y políticos han utilizado mi nombre y mis supuestas aspiraciones como una excusa para ellos, por no avanzar en la aprobación de las leyes que permitirían mejorar las condiciones y herramientas con las que se procura justicia en nuestro querido México”.

Y para evitar ese estancamiento se quita del camino, sólo por ahora, porque como lo señaló el presidente de la República en el foro 'Impulsando a México: La fortaleza de sus instituciones', organizado por Grupo Financiero Interacciones, en coordinación con EL FINANCIERO Bloomberg, quizá “este tema se tenga que dejar hasta pasada la elección de 2018”. Porque los cercanos al procurador, sus amigos senadores que lo apoyaron en su nombramiento, después lo defenestraron.

LA IMPUNIDAD, EL GRAVE PROBLEMA
En el foro, Pablo Hiriart, director general de Información Política y Social de EL FINANCIERO, inició sus preguntas al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, con un terrible hecho que no se puede soslayar:

“En algunas regiones del país es tremendamente difícil ejercer el periodismo, van más de 30 periodistas asesinados en lo que va del gobierno, y el denominador común en muchos casos ha sido la impunidad. ¿Qué puede hacer el Estado para garantizar la libertad de expresión?”

A lo que el secretario respondió que una prensa que no es libre significa un país que no avanza, y recalcó que, una vez más, este problema tiene que ver con la impunidad.

Por lo que acotó que, para revertirlo, es necesario generar instituciones fuertes a nivel local, para que hagan los protocolos “que protejan, que cuiden la libertad de los periodistas, de los defensores de derechos humanos”.

Otro tema fundamental que tocó Hiriart es el de la inseguridad, que ha vuelto a niveles de 2011: “¿No nos habremos equivocado de estrategia, secretario, no es momento de cambiarla?”

Aseguró que sin lugar a dudas la debilidad del país está en el ámbito local, por lo que se manifestó a favor del Mando Único, iniciativa que está en la Cámara de Diputados.

* * *
La Fundación Interamericana del Corazón México tiene una interesante propuesta para conseguir los recursos necesarios para la reconstrucción después de los sismos y los huracanes. Consiste en incrementar el impuesto al tabaco como una medida costo-efectiva para obtener ingresos extras.

Este incremento, aseguran, puede ser hasta de 75 por ciento del precio de venta final, con lo cual crecería la recaudación en 10 mil millones de pesos. Pero además reduciría el déficit fiscal por los costos de atención médica, los cuales actualmente se estiman en 37 mil millones de pesos.

Y también repercutiría en la disminución del consumo nacional de tabaco.

Es una propuesta más que podría funcionar, siempre y cuando los recursos se gasten con honestidad y transparencia.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
¡Ganó Meade!
¿Defenderán públicamente a duartistas?
Beltrones aprobará a Meade si es candidato

,

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.