AMLO tendrá 651.5 mil mdp para reasignar
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

AMLO tendrá 651.5 mil mdp para reasignar

COMPARTIR

···

AMLO tendrá 651.5 mil mdp para reasignar

16/07/2018
Actualización 16/07/2018 - 15:20

Con mayoría simple, que ya la tiene en el Congreso de la Unión, el próximo nuevo presidente, Andrés Manuel López Obrador, podrá cambiar las leyes vigentes para que sus 32 coordinadores estatales de programas de desarrollo puedan administrar el gasto de cerca de 651.5 mil millones de pesos, que se entrega a los estados a través de distintos programas.

Estos coordinadores se convertirán de facto en vicegobernadores y pueden ser incluso más poderosos que el propio gobernador, ya que la gran mayoría de los recursos de los estados provienen de la federación; y si son estos personajes quienes manejarán el dinero, sólo queda recordar el refrán que señala: “El que paga manda”.

Esta podría ser una buena respuesta ante la corrupción que se dio en algunos gobiernos estatales y que incluso llevó a algunos mandatarios, como Javier Duarte y Guillermo Padrés a la cárcel. Pero más que volver a la centralización lo que se debe buscar es tener instituciones autónomas y fuertes en los estados para acabar con la corrupción, manteniendo el federalismo, porque alguno de los 32 superdelegados también se puede corromper.

El Inegi ha señalado que ocho de cada 10 pesos que constituyen los ingresos de las entidades federativas provienen del gobierno federal y sólo dos de recursos propios, lo que nos da una proporción de la fuerza que tendrán los coordinadores por encima de los gobernadores.

¿Pero de dónde pueden provenir los recursos para que el virtual presidente electo cumpla con sus principales programas? Principalmente de los ramos 23 y 33 del Presupuesto.

Primero del Ramo 23 Provisiones Salariales y Económicas tenemos las “situaciones laborales supervinientes”, que es casi imposible definir qué significa y representan una bolsa de 9.8 mil millones de pesos (mdp).

Después el Fondo Regional, que de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) tiene por objeto apoyar a las 10 entidades federativas con menor índice de desarrollo humano respecto del índice nacional y cuenta con un monto de 2.3 mil mdp.

También están el Fondo Metropolitano, por 3.2 mil mdp y el Fondo de Capitalidad, con 2.5 mdp. Este último tiene por objeto apoyar a la Ciudad de México, en consideración a su condición de sede de los Poderes de la Unión y capital de los Estados Unidos Mexicanos, en términos del artículo 44 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

De esta forma, tan sólo en lo que se refiere al Ramo 23 el próximo gobierno contará con 17.8 mil millones de pesos para redistribuir como quiera.

Y del Ramo 33 Aportaciones Federales para Entidades Federativas y Municipios tenemos 72.8 mil millones de pesos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS); 74.3 del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (Fortamun); del Fondo de Aportaciones Múltiples 23.6 mil mdp, que se divide en asistencia social e infraestructura educativa.

El Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y del Distrito Federal (FASP), 7 mdp –que como hemos visto no ha servido de mucho ya que se ha incrementado la delincuencia– y el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF), con 40.6 mil millones de pesos. Lo cual nos da un total de 218.3 mil mdp.

Además, hay que sumar 115 mil millones de pesos de los subsidios que van a estados y municipios, más 300.4 mil mdp para subsidios del sector social y privado (el dinero que va al campo).

Y todavía hay algo más de dinero para reasignar del que platicaremos mañana.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.