Opinión

Geo Group: cárcel para los indocumentados


 
 
 
Detrás de los intereses multimillonarios de la industria bélica para sacar adelante una 'reforma migratoria' en Estados Unidos que militarice la frontera con México, también existe el apetito de las empresas operadoras de cárceles; por eso uno de los capítulos más perversos de la iniciativa de ley que aprobó el Senado –y que ahora la Cámara de Representantes radicalizará más, a cambio de su voto–, es el que exige al gobierno federal 'arrestar' al menos a 90% de quienes intenten cruzar ilegalmente el límite, como requisito para pensar en la ciudadanía de los once millones de indocumentados.
 
Ya no es ningún secreto que firmas como la Corporación Penitenciaria de Estados Unidos (CCA) y The Geo Group financian las campañas de diputados, senadores, gobernadores y demás cargos electos a todo nivel, además de cabildear con muchos dólares de por medio en los Congresos estatales; uno de los ejemplos más claros es el republicano Russell Pearce, artífice de la nefasta ley antiinmigrante SB 1070 congelada parcialmente por una corte federal y que llegó a presidir la Cámara alta de Arizona, antes de que una consulta popular, inédita en todo EU por el éxito que se apuntó, lograra revocar su escaño.
 
A principios de año, en The Nation, el reportero Lee Fang documentó como Damon Hininger, ejecutivo en jefe de CCA, expresó su optimismo por la 'reforma', al señalar que “siempre habrá demanda para camas” de los detenidos en las cárceles privadas, y es que ahí está el gran negocio que incluso los llevó a 'proponer' la construcción de penales en Sonora: cada año 2,000 millones de dólares del erario se gastan en centros de reclusión para indocumentados (400 mil en 2012) y la cifra crecerá exponencialmente, de hacerse realidad el proyecto de la “banda de los ocho” senadores.
 
 
Portavoz
 
En junio, Fang aportó más pruebas. Pese a que Pablo Paez, vicepresidente para relaciones corporativas de The Geo Group, manifestó que la compañía “nunca ha cabildeado directa o indirectamente para influir en la política migratoria”, lo cierto es que uno de sus reportes trimestrales demuestra que contrató los servicios de Navigators Global para presionar en el Capitolio sobre “asuntos relacionados con la reforma migratoria integral”. ¿Y quién es uno de los socios fundadores de Navigators Global? sorpresa (o no tanto): César Conda, jefe de gabinete del senador Marco Rubio, la nueva estrella republicana que empuja con ahínco la iniciativa de ley pergeñada por la “banda de los ocho”, eso sí, enfatiza, sin descuidar la 'seguridad'.