Opinión

Gatopardismo anticorrupción

      
1
  

    

Raul Cervantes (Eladio Ortiz)

Todo indica que las comparecencias de los candidatos para ocupar la Fiscalía Anticorrupción terminarán sin que haya nombramiento y el 10 de abril, fecha límite para la instalación del Sistema Nacional Anticorrupción, el lugar será ocupado por el procurador Raúl Cervantes. O sea, que estaremos donde empezamos.

Antes de nombrar fiscal anticorrupción “es indispensable eliminar la figura del pase automático de procurador a fiscal general”, estableció el coordinador de los senadores panistas, Fernando Herrera. Traducido, esto quiere decir que hay que modificar la reforma electoral y el artículo 102 constitucional, y eso no se puede hacer antes de que se venza el plazo fatal, 10 de abril, aunque los 128 senadores estuvieran de acuerdo. Pero no parece que el PRI lo esté.

El artículo decimosexto de la reforma político-electoral indica que el procurador de la República en funciones en el momento en el cual el Senado emita la declaratoria de creación de la Fiscalía, se convertirá automáticamente en su primer titular. Habría que modificar este artículo junto con el 102 constitucional para establecer la duración del cargo. El problema es que el tiempo no alcanza.

En ese caso, debido a que actualmente la Fiscalía Anticorrupción depende orgánicamente del procurador general, Raúl Cervantes pasaría a ocupar un sillón en la instalación del SNA. Así que después de varios aplazamientos para las comparecencias, de cientos de declaraciones en contra de la corrupción, el tema no habrá avanzado y la Fiscalía Anticorrupción seguirá siendo, como dicen muchos, un florero en la sala.

EL GRAN ILUMINADO

Por desgracia, el enfrentamiento en el PRD nos dejó clara la crisis del Poder Legislativo, en el que muchos de los acuerdos para su funcionamiento se toman entre las distintas fracciones, sin que haya claridad en la Ley Orgánica o el Reglamento. Todo se logra con la negociación política.

Sin embargo, hubo excesos en las declaraciones y determinaciones del presidente de la Mesa Directiva del Senado.

Pablo Escudero decidió convertirse en el gran juez de este conflicto perredista y definir quién tenía la razón y a qué coordinador validaba, cuando de acuerdo con el Reglamento del Senado su función era únicamente la de tomar nota.

El artículo 29, inciso 1, señala que “las modificaciones en la titularidad de los cargos directivos al interior de los grupos parlamentarios son notificadas de manera escrita por el respectivo coordinador a la presidencia de la Mesa Directiva…”

Y en el inciso tres señala que dichas modificaciones “entran en vigor al momento en que la Mesa Directiva toma conocimiento de ellas”.

En ninguna parte dice que el presidente de la Mesa Directiva decide.

GANARÉ, A PESAR DE LA CRISIS

Juan Zepeda, recién electo candidato al gobierno del Estado de México por el PRD, reconoce la crisis que hay en su partido, pero asegura que no impactará su candidatura porque los mexiquenses se cuecen aparte, y para demostrarlo señala que en 2012 ganó la presidencia municipal de Netzahualcóyotl, cuando Enrique Peña Nieto era candidato presidencial y tenía un nivel muy alto de popularidad.

Explica que de acuerdo con la medición con los aspirantes de los otros partidos, su candidatura es muy competitiva y pone la elección en cuartos, y que tendrá más posibilidades que los anteriores candidatos perredistas, porque de Yeidckol Polevnsky ni siquiera podían pronunciar su nombre y a Encinas no lo ubican en el estado.

Además, asegura que Eduardo Neri se quedará en el PRD y que ya lo invitó a trabajar en su campaña.

Por fin están todos los contendientes para la gran batalla.

Twitter: @ginamorettc

Correo: georgina.morett@gmail.com

También te puede interesar:
Imposible enfermarse
El milagro del PRD
Convenios en lugar de Mando Mixto