Vorágine de inicio de año en los mercados
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Vorágine de inicio de año en los mercados

COMPARTIR

···
Opinión

Vorágine de inicio de año en los mercados

23/01/2018
1
  

  

PESO
,

Llevamos 23 días en este año y en los mercados financieros globales ya hemos visto una vorágine de noticias y movimientos. Por un lado, sí se llegó al 'cierre de gobierno' en Estados Unidos, algo temido por muchos, pero realmente anticipado por pocos. Este 'cierre' —que se detonó a partir de no poder llegar a la aprobación de un presupuesto gubernamental—, llega en un momento en el que el presidente Trump tiene mayoría en ambas cámaras y justo un día antes de cumplir un año al frente del gobierno de Estados Unidos, lo cual, en mi opinión, exhibió su debilidad política, entre otras cosas. Afortunadamente ayer se 'resolvió' el problema al menos por unas semanas, porque los legisladores estadounidenses tendrán que continuar enfrentándolo de aquí al 8 de febrero, en el que vuelve a vencer el plazo para utilizar presupuestos provisionales (continuing resolution o CR).

Por el lado positivo, ya hay indicios sólidos de que la canciller alemana Merkel va a poder formar un gobierno de coalición, que no se había podido lograr desde las elecciones de septiembre del año pasado. A su vez, el aparente alejamiento diplomático de Estados Unidos con Corea del Sur, junto con el escalamiento de astringencia bélica de parte de Corea del Norte, en el marco de los Juegos Olímpicos de Invierno
—que se llevarán a cabo del 9 al 25 de febrero—, están acercando políticamente a ambas Coreas. En este sentido, considero que si bien se ve muy complicado que ocurra una unificación en el corto plazo, esta situación está dejando ver al mundo que no hay nada que no se pueda resolver entre ambas Coreas.

Continuando con el optimismo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó ayer su Panorama Económico Global (World Economic Outlook o WEO), en donde por tercera vez desde 2008-2009 revisó sus pronósticos de crecimiento global al alza. En esta ocasión, de 3.7 a 3.9 por ciento para 2018. Por otro lado, algo que es de vital importancia para México es que, después de la entrevista que le hizo el diario estadounidense Wall Street Journal (WSJ) al presidente Trump hace dos semanas, los participantes de los mercados ahora anticipan que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) será pospuesta hasta después de las elecciones de México en julio. Sin embargo, la imposición de las tarifas que se van a aplicar a lavadoras de ropa y paneles solares, que publicó ayer la oficina del representante de Comercio de Estados Unidos (USTR), parece poner un poco en entredicho si realmente el presidente Trump nos dejará en paz con este tema, al menos algunos meses.

Así, el peso ha observado una apreciación de 4.84 por ciento frente al dólar en lo que va del año (al cierre de ayer). En mi opinión, alrededor de la mitad de esa apreciación —que se dio antes de la entrevista al WSJ del 11 de enero— tiene que ver con la estacionalidad de los fondos de corto plazo, que cierran posiciones abiertas (en este caso largo) al final del año y que al iniciar el año nuevo vuelven a armar dichas posiciones. La otra mitad de la apreciación —que se dio justo después de la entrevista del WSJ— se explica, en mi opinión, por la percepción de los participantes de los mercados de que no tendremos noticias del TLCAN hasta después de julio.

Por su parte, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores lleva un rendimiento de 1.26 por ciento en lo que va del año (en pesos), mientras que el índice S&P500 de Estados Unidos (EU) lleva un incremento en el valor de mercado de 6.04 por ciento (en dólares), por lo que, en dólares, el rendimiento del IPC está casi al parejo del S&P500. Ambos índices, en mi opinión, han estado reflejando la buena expectativa que hay de los reportes corporativos. En el caso de EU, desde el año pasado también venían reflejando la potencial aprobación de la reforma tributaria en ese país.

Por último, las tasas de rendimiento de los bonos del Tesoro americano se han incrementado 25 puntos base, de 2.4 por ciento a finales del año pasado a 2.65 por ciento al cierre de ayer, el punto más alto desde abril de 2014. El comportamiento de este mercado ha estado influido por la mayor oferta de bonos que tendrá que hacer eventualmente el Tesoro para financiar el crecimiento del déficit, consecuencia de la reforma tributaria, así como la preocupación de que el Banco Central de China modifique su política de inversión de sus reservas internacionales y disminuya o deje de comprar estos bonos. Todo esto en un ambiente de alza de tasas del Banco de la Reserva Federal de EU (Fed), donde ya no está comprando estos bonos que fueron parte del estímulo cuantitativo por más de ocho años. Por su parte, la tasa de rendimiento del bono del gobierno federal mexicano denominado en pesos, a tasa fija (el Mbono), con vencimiento en 10 años, ha bajado marginalmente de 7.66 por ciento a finales de 2017 a 7.6 por ciento al cierre de ayer, enfrentando una volatilidad de cerca de 20 puntos base en lo que va del año.

Así empieza de movido el año. Claramente en México el ruido electoral ya se escucha por todas partes, aunque las campañas todavía no hayan empezado oficialmente.

Twitter y Facebook: @G_Casillas

También te puede interesar:
Panorama electoral 2018, un comentario ligeramente menos preliminar
Inflación y política monetaria en México durante 2018
¿Qué nos depara 2018?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.