Reflexiones sobre aniversarios importantes en México y el mundo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Reflexiones sobre aniversarios importantes en México y el mundo

COMPARTIR

···

Reflexiones sobre aniversarios importantes en México y el mundo

11/09/2018

En estos días se celebran y en algunos casos, al menos se recuerdan aniversarios importantes a nivel global y local. Hoy se cumplen 17 años desde aquella tragedia en los Estados Unidos en donde vimos caer las ‘Torres Gemelas’ y demás edificios que formaban el complejo del Centro de Comercio Global (World Trade Center o WTC) en Nueva York, entre otras atrocidades perpetradas por terroristas de Al-Qaeda. Asimismo, van 171 años de la batalla de Chapultepec (‘Niños Héroes’), que marcó uno de los episodios más amargos de la historia del México independiente, la invasión estadounidense a territorio mexicano. El próximo 15 de septiembre se cumple una década de la quiebra del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers, que marcó el inicio de la gran crisis económico-financiera de 2008-2009. Por si fuera poco, dentro de las efemérides de nuestro país, el 16 de septiembre serán ya 208 años que inició nuestra gesta de Independencia y el 27 del presente cumpliremos 197 años como país independiente. En este sentido, en lo que resta de la columna comentaré sobre algunas reflexiones que he pensado al respecto.

(1) En los últimos 17 años hemos vivido cambios importantes a raíz del ataque terrorista que cobró la vida de cerca de tres mil personas (incluyendo los 19 terroristas de Al-Qaeda). En este sentido, destaco cinco: (a) Las medidas de seguridad en materia aeroportuaria adoptadas en EU y el mundo han escalado significativamente. Asimismo, las medidas de seguridad que se han instrumentado en las entradas de monumentos históricos, conciertos y eventos deportivos, así como la eliminación de las visitas guiadas de carácter público a los edificios del Pentágono, el FBI y la bolsa de valores de Nueva York (New York Stock Exchange); (b) la restrictiva reglamentación en materia de financiamiento al terrorismo y el lavado de dinero, incluyendo las restricciones impuestas al uso de efectivo; (c) ola global de ataques terroristas y por diferentes causas; (d) ‘odio’ a los musulmanes en muchos países ‘occidentales’, a pesar de que en las estadísticas disponibles, los ataques por causas religiosas particularmente asociadas al islam, son las más bajas a nivel global; y (e) resurgimiento de sentimientos y por lo tanto de políticas antimigratorias, que se han conjugado con una nueva ola de proteccionismo comercial, ambas a nivel global.

(2) Reflexionando sobre la llamada ‘Guerra México-Americana’ o ‘Intervención norteamericana’, que terminó en 1848 con la firma forzada del ‘Tratado Guadalupe-Hidalgo’ —en donde México cedió los territorios de la ‘Alta California’ y de ‘Santa Fe de Nuevo México’, que hoy comprenden los estados de California, Nevada, Utah, parte de Wyoming, parte de Colorado, Arizona y parte de Nuevo México—, da mucha tristeza en muchos sentidos. Sin embargo, todavía da más tristeza que de nueva cuenta, las relaciones entre los gobiernos de nuestro país y de los Estados Unidos se encuentren diezmadas. Si bien hemos tenido ciclos en las relaciones de nuestro país con nuestro vecino del norte, considero que éstas se han ido deteriorando poco a poco en los últimos diecisiete años, llegando a un punto álgido a partir del triunfo de Donald J. Trump en los comicios de noviembre de 2016. Hablar hoy en día de temas como la construcción de un muro fronterizo (ya no se diga que quiere que lo paguemos nosotros), así como sostener un discurso que legitimiza el maltrato a los inmigrantes —particularmente de origen mexicano— y amenazar con salirse de un tratado que los mismos estadounidenses impulsaron, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) habla, en mi opinión, de un deterioro significativo en nuestras relaciones con los Estados Unidos.

(3) La crisis económico-financiera global 2008-2009 nos dejó con una ola de regulación financiera sin precedentes que si bien ha fortalecido el capital de las instituciones financieras, ha provocado una lenta recuperación en donde además, el mundo ha vivido con políticas monetarias ultralaxas por nueve años de las cuales los bancos centrales de países desarrollados han encontrado mucha dificultad en salir de ellas.

(4) y (5) En mi opinión, tanto el inicio, como la consumación de nuestra independencia nos habla de lo que nos ha costado lograr cerrar la brecha entre ricos y pobres, entre descendientes de españoles y de etnias indígenas. Después de casi 208 años del inicio de nuestra gesta independentista y de casi 197 años como país independiente, no hemos podido resolver esta divergencia, particularmente ahora centrada en el tema de distribución de la riqueza.

Nos encontramos en un mundo mucho más complejo que en el 2001 y el 2008 y en un México que aunque sigue siendo de las 15 economías más importantes del mundo y tiene grandes tesoros, continuamos sin resolver la desigualdad socio-económica y enfrentando una relación difícil con los Estados Unidos. Tomemos buenas decisiones y trabajemos duro para recordar esas efemérides con mucho más optimismo.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.