Los riesgos geopolíticos actuales y el Fed
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los riesgos geopolíticos actuales y el Fed

COMPARTIR

···

Los riesgos geopolíticos actuales y el Fed

19/06/2018
Actualización 19/06/2018 - 12:22

La economía global continúa mostrando señales de crecimiento sólido y sincronizado. Esto ha permitido que los bancos centrales de naciones avanzadas puedan continuar con el proceso de normalización de sus políticas monetarias. No obstante lo anterior, los mercados financieros internacionales han estado resintiendo la ola de alta volatilidad generada por una plétora de riesgos geopolíticos. Esta es la retórica que hemos escuchado una y otra vez durante el año. Sin embargo, considero que los riesgos geopolíticos, que hoy por hoy se encuentran en el centro del debate, tienen una relación mucho más directa con la macroeconomía global, particularmente con el ciclo de alza de tasas del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

En la historia moderna, cada vez que el Fed ha llevado a cabo un ciclo de alza de tasas esto ha provocado de alguna u otra manera crisis en los países emergentes. Si bien la mayoría de las economías emergentes han fortalecido su marco macroeconómico, en esta ocasión considero que no hemos observado crisis profundas en emergentes debido principalmente a que el Fed ha podido llevar a cabo su normalización de política monetaria de manera gradual. Es decir, que no ha llevado a cabo alzas de tasas de 25 puntos base en las ocho reuniones programadas que tiene al año, sino que pudo empezar con una sola alza de tasas cada año, como ocurrió en 2015 y 2016. No obstante lo anterior, ya está ‘acelerando el paso’. En este sentido, la semana pasada la Junta de Gobierno del Banco de la Reserva Federal de EU (Fed) decidió elevar el rango de las tasas de referencia en 25 puntos base, a 1.75-2.00 por ciento, como era ampliamente anticipado. Sin embargo, lo más relevante fue que la Junta de Gobierno modificó su retórica hacia delante mostrando una clara intención de acelerar el ritmo de alza de tasas de interés (i.e. más hawkish).

Los riesgos geopolíticos siempre han estado presentes. Sin embargo, el canal de transmisión que une a los riesgos geopolíticos con los mercados financieros globales no es usualmente muy claro. El conflicto de Siria, por ejemplo, no ha tenido un gran impacto en los mercados financieros internacionales, a pesar de lo cruento que ha sido y que tiene embebido un viejo conflicto entre la ex Unión Soviética y los ‘antiguos’ países aliados. Los mercados financieros han reaccionado un día o inclusive sólo unas horas cuando ha habido un escalamiento del conflicto, a pesar de la envergadura del problema. En mi opinión, el conflicto en Siria no ha tenido un impacto muy relevante en los mercados al no tener petróleo, ni ser productor o proveedor relevante de algún producto o servicio a nivel global, ni tener un peso importante en el PIB global.

Es triste, pero cierto.

Sin embargo, en mi opinión la mayoría de los riesgos geopolíticos que el mundo enfrenta hoy en día, dejando Siria y algunos otros de lado, sí tienen un canal muy claro de transmisión hacia los mercados financieros internacionales y la macroeconomía. En este sentido, por ejemplo, las políticas proteccionistas del presidente Trump podrían tener un impacto en la inflación en EU. Por su parte, la salida de EU del pacto nuclear con Irán tuvo un impacto elevando el precio del petróleo, que podría impactar de nueva cuenta en la inflación de EU. Asimismo, la reforma tributaria en EU podría generar presiones inflacionarias.

Por un lado, debido a que al pagar menos impuestos se liberan recursos de las empresas y éstas los pueden utilizar para invertir en nuevos proyectos o productos, y probablemente al contratar personal, en un momento en el que la economía estadounidense se encuentra en ‘pleno empleo’, tengan que elevar sueldos para atraer talento y esto le ponga presión a los precios. Por otro lado, puede ocurrir algo similar para las personas físicas que al pagar una menor tasa impositiva pueden tener más recursos para elevar su consumo privado.

Todas estas presiones inflacionarias potenciales pueden provocar que el Fed tenga que aumentar el ritmo de alzas de tasas de interés y, entre otras cosas, esto podría descarrilar la fase de expansión del ciclo económico global.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.