Los contrapesos del presidente López Obrador
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los contrapesos del presidente López Obrador

COMPARTIR

···

Los contrapesos del presidente López Obrador

04/12/2018
Actualización 04/12/2018 - 9:36

N o hay duda de que la democracia mexicana le permitió a nuestro presidente, Andrés Manuel López Obrador, llegar al poder con gran legitimidad. Adicionalmente, los votantes le otorgaron mucho poder. Morena, su partido, cuenta hoy con el 62.8 por ciento de las curules de la Cámara de Diputados y con el 54.7 por ciento del Senado de la República. Asimismo, cuenta con más de la mitad de los congresos locales. En este sentido, varios columnistas y analistas han expresado que no ven contrapesos importantes para el gobierno actual. No obstante lo anterior, considero que existen cinco contrapesos muy relevantes:

(1) La inversión financiera. Me refiero a los recursos que los participantes de los mercados financieros internacionales llevan a cabo. Esta inversión es parte de lo que se conoce como ‘los mercados’ y son el conjunto de decisiones que toman estos participantes de los mercados financieros a nivel global en torno a asignar parte de sus recursos a un activo financiero en el que dadas sus características de riesgo, cuentan con una perspectiva de rendimiento atractiva. Todo esto con respecto a activos similares en otros países o en el mismo sector o inclusive comparado con otros activos y sectores a nivel local o internacional. Así, si el nuevo gobierno brinda confianza en cuanto a la inversión, el respeto a los contratos y a los derechos de propiedad y de mantener estabilidad macroeconómica, por ejemplo, veremos compra de activos mexicanos, incluyendo el peso mexicano, así como instrumentos de deuda públicos o privados, acciones de empresas y otros instrumentos financieros. Este es un contrapeso importante, máxime por la velocidad con la que actúa, tanto positiva, como negativamente. Los riesgos son, por un lado, que si se pierde la confianza, ésta tarda en recuperarse y la reacción se vuelve asimétrica. Por otro lado, otro riesgo es que no se le ponga atención porque aparentemente no tiene impacto en la economía real, lo cual es totalmente falso, pero dado el rezago con el que actúa, no siempre es evidente.

(2) Las agencias calificadoras. También son participantes de los mercados financieros internacionales, por lo que forman parte de ‘los mercados’. Las agencias calificadoras de riesgo asignan una calificación a los instrumentos de deuda de países (deuda soberana) y empresas del sector privado -entre otras-, de acuerdo a su probabilidad de impago. Las más importantes a nivel mundial son S&P Global, Moody’s, Fitch y HR. Históricamente la reacción de los mercados ha sido mucho más dinámica que la de las calificadoras y ésta ha sido una de las críticas. Sin embargo, considero que tienen una gran relevancia, sobre todo en torno a lo que llamamos ‘grado de inversión’, que implica, por ejemplo, una calificación mínima de ‘BBB-’ en escala de S&P Global o Fitch. Así, por ejemplo, estar ‘cerca’ o por debajo de ‘BBB-’ , implica que una cantidad importante de fondos de inversión a nivel global ya no pueden invertir en estos instrumentos -aunque los inversionistas o los gestores de dichos portafolios ‘tengan confianza’ en que sí se pagarán-, detonando así ventas masivas de estos activos, con sus respectivas caídas de precio (o incrementos en la tasa de rendimiento, en el caso de instrumentos de deuda).

(3) Los organismos multilaterales. El Fondo Monetario Internacional (FMI) o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) -entre otros-, son contrapesos importantes también debido a la importancia que le dan los participantes de los mercados a sus opiniones. Sin embargo, hay algunas instituciones que pueden ser un contrapeso más relevante debido a la conexión que pueden tener con algunos países en particular. Este es el caso, por ejemplo, de la Línea de Crédito Flexible con la que cuenta México desde 2009, diseñada por el FMI para países “con un desempeño muy sólido”. Entonces, la remoción de esta línea de crédito significaría que México ya con cuenta con un desempeño muy sólido, lo cual mandaría una mala señal a los participantes de los mercados y esto podría detonar ventas de activos de nuestro país.

(4) Las instituciones mexicanas autónomas. El Poder Judicial de la Federación, así como el Inegi y el Banco de México son ejemplos de instituciones cuyo mandato y autonomía constitucional pueden servir de contrapesos relevantes en el ejercicio del poder de cualquier mandatario.

(5) La inversión real. Cuando aumenta el grado de incertidumbre, los empresarios reducen o cancelan sus proyectos de inversión real (e. g. abrir un nuevo restaurante, construir un edificio de oficinas) o en el mejor de los casos, modifican sus proyectos de inversión hacia sectores menos riesgosos de la economía. Este es un contrapeso muy importante, sobre todo porque está intrínsecamente ligado con la generación de empleo. Sin embargo, debido a la duración de este tipo de proyectos y al traslape que se da en el tiempo de estas inversiones, es difícil observar con claridad si existe algún problema, hasta que ya se tiene.

El autor es director general adjunto de Análisis Económico y Relación con Inversionistas de Grupo Financiero Banorte y presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF.

Las opiniones que se expresan en esta columna no necesariamente coinciden con las del Grupo Financiero Banorte, ni del IMEF, por lo que son responsabilidad exclusiva del autor.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.