Opinión

¿Frente amplio o gobierno de coalición?

    
1
   

    

Alejandra Barrales y Ricardo Anaya

Un frente amplio y democrático, que en él participen todas las fuerzas políticas que quieran sacar al PRI del gobierno y busquen la transformación del país, es la propuesta del PRD, mas no por ello vamos a imaginarnos un cambio en nuestra vida democrática, pues sólo baste recordar que las alianzas políticas han triunfado en los últimos años, pero la calidad de vida de los mexicanos sigue siendo la misma y si hablamos de gobernabilidad, pues la cosa se pone peor.

Entonces, cuando a estas alturas de los tiempos políticos observamos posturas partidistas en el sentido de una urgente necesidad por establecer alianzas camino a la elección presidencial, es porque los impulsores de esta fórmula saben perfectamente que por sí solos será más que difícil competir con posibilidades de triunfo y, por ende, lo único que buscan es un blindaje ante el rechazo popular.

En ese contexto, un escenario más factible es que el PRI-gobierno, PAN, PRD o Morena, junto con la participación de los llamados partidos chicos, logren acuerdos amplios a través de una mayoría que garantice la gobernabilidad del país desde los llamados gobiernos de coalición, donde se le amarre las manos a sus representantes con leyes que castiguen con mayor severidad la corrupción; que los programas de gobierno reciban el consenso de una amplia mayoría de los ciudadanos, antes de ser implementados, y que los funcionarios todos reciban el beneplácito de la mayoría en el Congreso, y ahí si entonces se podrían ver los inicios de la transformación gubernamental que requiere el país.

El interés de la mayoría de los mexicanos es encontrar una fórmula nueva que legitime y revitalice a los gobiernos, pero qué nos asegura que quienes estén dispuestos a participar en un movimiento aliancista de fuerzas políticas, como panistas y perredistas, no sucumbirán por la histórica confrontación en sus ideales, unas de izquierda y otras de derecha.

Por qué imaginar un nuevo día desde las alianzas políticas, si llevamos años viendo que lo único que les interesa es el poder y en ese intento su interesada propuesta es únicamente sacar al PRI del gobierno, o acaso ha habido acuerdos en temas como los matrimonios igualitarios, en el mando único policial o de la seguridad interna, ¿verdad que no?, bueno, ni siquiera las bancadas parlamentarias de los partidos que impulsan el llamado frente amplio han encontrado coincidencias en tema alguno, de los pendientes del legislativo, para fijar un periodo extraordinario.

Una propuesta de frente amplio suena entonces más falso que una moneda de plástico, y a estas alturas resulta hasta una pérdida de tiempo para el país, porque aunque el asunto suene interesante, éste se ve muy interesado, pues no se trata de buscar solamente la sobrevivencia política de las siglas partidistas o quitar a un partido del poder para poner a otro, sino verdaderamente buscar sacar adelante al país, con menos índices en materia de pobreza, inseguridad y corrupción, entre otros rubros del interés nacional, tal como lo proponen quienes impulsan la figura de gobiernos de coalición.

Visto así el asunto, la propuesta con la que simpatizan, principalmente PAN y PRD, suena atractiva para el impacto mediático, pero en la praxis política e ideológica parece más lógico un gobierno de coalición.

También te puede interesar:
Perfiles ciudadanos, lo de hoy
Gobernabilidad con gobierno de coalición
PRI y PAN, anclados al pasado