Opinión

Francisco no es un político

1
   

   

El Papa dijo que se necesita un compromismo consensuado contra el calentamiento lobal. (Reuters)

Los que piensan que el Papa Francisco es un líder político que viene a dar avales al gobierno o a candidatos de oposición, se van a quedar desilusionados con la visita que comienza esta semana.

Serán días de fiesta y de reflexión porque tendremos entre nosotros a un Pontífice extraordinario por su talante sencillo, su calidez, su mensaje, y porque lleva a cabo una lucha titánica para reformar a la Iglesia.

Se trata de un Papa cercano a los pobres, que ha convivido con ellos y conoce sus angustias, pero que no se entromete en las preferencias políticas de las personas pues sabe muy bien lo que dijo hace dos mil años su jefe directo: “mi reino no es de este mundo”.

Ahí está la gran diferencia de Francisco con los teólogos de la liberación, que querían construir en la tierra el reino de Dios con recetas colectivistas, igual que otras doctrinas que en nombre de utopías similares sacrificaron las libertades del hombre común para crear en el futuro un paraíso terrenal que fracasó.

El Papa Francisco va a llegar a un país con libertades, con democracia y respeto a los distintos credos religiosos. Aquí pueden coexistir los que piensan diferente.

Desde luego va a llegar a un México con problemas de pobreza, impunidad y violencia. Pero los podemos debatir, ensayamos, acertamos o nos equivocamos.

Y si no nos gustan las soluciones cambiamos de gobierno, como lo hemos hecho, pacíficamente, a través del voto.

Que no se nos olvide lo que tenemos, porque México no es Cuba, y eso el Papa lo sabe.

Esperamos que haga alusión a los males del país. Y que subraye la necesidad de transformación de la Iglesia mexicana, pues salvo algunas brillantes excepciones, a la nuestra le falta compromiso con los que sufren y le sobra tendencia al confort.

Pero no nos equivoquemos: su viaje es pastoral, no partidista.

Sería un contrasentido esperar pronunciamientos políticos del Papa que fue a Cuba y no tuvo una sola mención a la falta de libertades, a la tiranía gobernante por más de medio siglo sin una elección de por medio. Mientras oficiaba misa, las Damas de Blanco eran arrastradas y arrestadas por la seguridad del Estado por el simple hecho de que lo querían ver.

La visita del Papa a Chiapas no tiene carácter político, sino pastoral. Ahí es donde la Iglesia católica ha perdido un mayor porcentaje de fieles, que se han integrado a otras iglesias o a sectas pentecostales.

Va a estar en Ciudad Juárez, un lugar ideal para fijar postura en torno al fenómeno de la migración, y solidarizarse con los que tienen que huir de sus lugares de origen por la violencia o falta de oportunidades.

Por casi una semana tendremos el privilegio de ser anfitriones de un Papa renovador de la Iglesia, que viene a un país donde algunos de sus representantes han cometido atrocidades por las cuales ha pedido perdón.

No faltará quien quiera aprovechar políticamente la visita, lo que no sería extraño, pues a fin de cuentas tenemos libertad hasta para eso.

TV AZTECA SE RENUEVA
Con la llegada de Benjamín Salinas Sada a la dirigencia de TV Azteca vienen importantes proyectos de renovación de la televisora del Ajusco, ricos en contenido, que la dotarán de mayor competitividad y seguramente la situarán en la vanguardia de la industria. Apostar por el contenido es apostar a la inteligencia. Es lo que se gesta con Salinas Sada.

Twitter:
@PabloHiriart

También te puede interesar:
Manlio, el superhéroe de AMLO
Anaya+Basave=locuras
Murat, con más arraigo en Manhattan