Opinión

¿Ford cancela y el real estate?

 
1
 

 

Ford cancela inversión en México. (Bloomberg)

Vaya manera en que empezó el 2017. El anuncio de la firma automotriz en la que cancela la decisión de invertir los mil 600 millones de dólares que anunciaba en agosto pasado para construir una nueva planta en San Luis Potosí, ha despertado de nuevo la atención de quienes participan en el negocio inmobiliario industrial.

Históricamente el mercado de parques industriales y centros de logística han sido determinantes para la expansión inmobiliaria de regiones como el centro y Bajío del país. Si bien la explicación de la más grande firma automotriz estadounidense ya se veía venir, de cara las políticas del presidente electo Donald Trump de sancionar a quienes manufacturen fuera de su país y favorecer con incentivos a quienes regresen, en una alerta para todos los que ven con atención este tipo de iniciativas.

Se trata no sólo de una planta, sino de la generación de fuentes de empleo, además del establecimiento de cadenas completas de proveedores que le abastecen. Como ya se ha dicho, el mercado nacional es el número cuatro en la producción de vehículos Ford y desde donde se abastece Estados Unidos, China y Alemania.

El fondo de esta señal traducida en un fortalecimiento del dólar, que ayer llegó de nuevo máximo histórico de $21.48 pesos, es también los replanteamientos que otras armadoras de Estados Unidos, Europa y las Asiáticas podrían generar de cara a las amenazas de la nueva administración norteamericana.

Para entender un poco más el impacto de este tipo de reordenamientos corporativos, basta observar lo que aporta la región Bajío al mercado industrial del país. El último reporte generado por la firma CBRE al tercer trimestre de 2016, indicaba que en la zona la comercialización creció 26%, con una tasa de disponibilidad de 6.9 por ciento y una absorción neta de 356 mil metros cuadrados.

Hasta mayo del año pasado, la actividad industria según datos del INEGI, registraba incremento en los distintos estados que integran la región. San Luis Potosí creció 10.5 por ciento, Guanajuato 3.6 por ciento, Querétaro 2.5 por ciento y Aguascalientes 1.2 por ciento.

Y es que la industria manufacturera, específicamente la automotriz, aeroespacial y sus componentes, son los motores de la migración de empresas al Bajío, por ende los niveles de empleo permanente en Querétaro y Aguascalientes crecieron 7.5 y 7.4 por ciento respectivamente.

Hasta ese momento, Ford junto con BMW y Toyota hicieron viable que proveedores de autopartes incrementaran la búsqueda de nuevos espacios industriales, hecho que motivó la construcción 1.03 millones de metros cuadrados de proyectos bajo las modalidades de espacios a la medida (build to suit).

Si bien algunos habían previsto en la industria este tipo de reacciones, es posible que el impacto real aún no se conozca. Sin embargo, su efecto podría dañar a la región del país con el mayor crecimiento económico y que cuenta con un inventario de 8.5 millones de m2 de naves industriales y centros logísticos.

Sólo en Guanajuato se realizaron durante el tercer trimestre del 2016, tres transacciones por más de 50 mil m2 de espacios, seguido por 17 mil en Querétaro y 15 mil m2 en San Luis Potosí.

Con todo, a quienes hemos seguido momentos de crisis nos queda claro que ésta será una gran oportunidad para detallar historias de adaptación y éxito ante las posibilidades y contextos de cada segmento del real estate que en los últimos tiempos han consolidado su crecimiento. Feliz inicio de año.

Twitter: @claudiaolguinmx

T
ambién te puede interesar:

Fibras y plusvalía transforman

Días de capital markets

Debutan con Fibra E