Opinión

Fondo Pyme "recargado" de capacidad de enfoque y precisión


 
Fueron dadas a conocer las nuevas reglas de operación del Fondo Pyme, de un  “FONDO RECARGADO ” . Desde la óptica de UNIVERSO PYME  se trata de un instrumento que gana en precisión con una mayor capacidad de enfoque en el ejercicio de la política pública promotora de la actividad económica nacional.
 
No es un documento pequeño, por más que respecto al Fondo Pyme anterior  se trate de un documento  300 hojas más breve. No es esa su principal virtud, por mucho.
 
Desde nuestro enfoque, subrayo,  tiene una enorme virtud: es una herramienta que permitirá obtener los mejores resultados del escaso, por definición escaso recurso público (si se trata de promover la actividad económica nacional no hay recurso suficiente nunca) puesto en la canasta para la promoción de las empresas y de la generación de empleos y riqueza vía las Pymes, responsables hoy de 8 de cada diez empleos formales registrados ante el IMSS.
 
Lo que parece más evidente es que se busca eficiencia en los “tiros de precisión” concertados desde ahora entre la Federación y los gobiernos
 
Estatales e incluso algunos municipales.
 
Marcaron la lista de prioridades  sectoriales, regionales y estatales y hacia allá deberá dirigirse un recurso que ahora demandará de mayor proactividad de los Secretarios de Promoción Económica o de Desarrollo Económico, mejor conocidos como SEDECOS.
 
Porque una cosa es que exista claridad de los rubros en los que debe de invertirse el dinero y otra cosa distinta el que la Federación se convierta en un cartero que visita a las entidades para darles su sobre mensual.
 
Enrique Jacob Rocha, Presidente del Instituto Nacional del Emprendedor,  sostuvo citas con todos y cada uno de los SEDECOS  en el país para tener claro y de manera conjunta las áreas de oportunidades regionales y estatales que merecerán atención del nuevo Fondo Pyme.
 
Pero quienes harán las gestiones y sobre todo presentarán los resultados de los recursos obtenidos serán las oficinas de promoción económica de cada entidad.
 
Es así como un Fondo Pyme debe de convertirse en un instrumento o herramienta fundamental de la política pública federal de promoción de la economía buscando el desarrollo nacional armónico.
 
Por ello “no te doy cuando me pides” sino porque la política pública en materia económica procura un impacto en el ecosistema emprendedor en función de prioridades sectoriales y regionales ,  se convoca a que se presenten proyectos que serán valorados por externos para evitar hasta donde sea posible la subjetividad.
 
Entre los Distintivos del Fondo Pyme recargado está el privilegiar la innovación, no importando sector o tamaño de la empresa. Otra de las distinciones es la Integralidad que se procura lo que permite que en una convocatoria pueda incluir hasta 10 categorías de apoyo por lo que una empresa,  puede ejercer beneficios en más de una categoría y de manera directa.
 
La evaluación de los resultados es otro de los distintivos especiales que se aplicarán. Se ejercerán grupos de control que permitan con toda la precisión posible saber la eficiencia de la política pública ejercida.
 
Cambios importantes para el ecosistema emprendedor en lo referente a las incubadoras.
 
Hasta donde podemos ver claramente, las incubadoras serán consideradas de orientación hacia proyectos básicos y de cierta carga tecnológica y aquellas en donde se aniden proyectos de clara carga tecnológica o de innovación, lo que las hará definirse como incubadoras de Alto Impacto.
 
Habrá  incubadoras  “en transición” en el que se dispondrá de un recurso  por única ocasión para que esta incubadora, de no obtener resultados básicos que de ella se esperan, se “ponga en forma” y se reinserte en el sistema nacional de incubación de empresas.
 
Habrá un “ranking” de desempeño y las de “atrás, tras tras” quedarán fuera del sistema.
 
La evaluación de desempeño de las incubadoras no llegará a su fin en el RFC obtenido del SAT sino de la generación de un proyecto empresarial que se ajusta al plan de ventas de su ejercicio de ejecución inicial.
 
Pero donde hay expectativas importantes es en el sistema de garantías y financiamiento.
 
Más allá del porcentaje de recursos del Fondo Pyme que tiene que ser puesto en la dinámica de garantías, como hasta ahora se hace, la administración de Jacob Rocha impone la perspectiva de conseguir que un Fondo Emprendedor, para nuevos negocios que tiene ya garantizada una bolsa de 500 millones de pesos sea concurrido también por los Fondos de Capital de Riesgo.
 
Hay claras intenciones de participar por agentes e inversionistas que son extranjeros y que han dado muestras de confianza en los proyectos innovadores mexicanos. Se pule la mecánica para que a estos apoyos ocurran recursos del Fondo Pyme y de los Fondos de Capital de Riesgo en asociación con aceleradoras de empresas o de incubadoras del sistema mexicano de incubación.
 
Por lo pronto, como parte de una campaña intensa de difusión que se ha autoimpuesto el Instituto Nacional del Emprendedor se desarrollarán  sesiones de “cara a cara” con empresas mexicanas para que de viva voz conozcan la mecánica que se operará para darle agilidad y certeza de aterrizaje a los recursos que se manejarán en este año en beneficio de las Pymes.
 
Lo importante por señalar es que estos cambios  surgen de  15 talleres de revisión con la participación de 300 instituciones y cuatro talleres regionales más las juntas con todos los Sedecos de México. Esto marcó la línea de oportunidad de mejora de este instrumento público que será la clave para la promoción de la actividad económica y el desarrollo nacional.
 
Suma al ejercicio de rectoría económica del estado mexicano el que tiene en sus manos el Secretario de Economía en su brazo promotor del Instituto Nacional del Emprendedor.

 
Que todo sea para bien, dirán nuestras oraciones.
 
direccion@universopyme.com.mx