Opinión

Flujos de capitales parecen validar confianza

 
1
 

 

¿Cuál es el valor real del dólar?

Contrario a lo que podría esperarse, los flujos de inversión extranjera en mercados locales se ha acelerado tras un difícil mes de noviembre de 2016. Lo anterior contrasta con el reinante clima de incertidumbre respecto a la nueva relación comercial, de inversión y diplomática entre México y Estados Unidos (EU). Así, los inversionistas externos parecen estar mirando a través de dicha incertidumbre y ponderando a México como un mercado atractivo para invertir, no sólo en valores de corto plazo, sino también de mediano y largo.

Una significativa desaceleración en los flujos de inversión en portafolio hacia México llevó a una nula entrada neta de estos recursos en noviembre pasado. Tal desaceleración fue compartida con los flujos dirigidos a otros mercados emergentes. Muy probablemente, lo anterior estuvo altamente influenciado por el sorpresivo resultado de las elecciones en EU y el repunte en incertidumbre financiera asociada.

No obstante, en los meses siguientes se observó un importante repunte en la inversión foránea en instrumentos financieros en el mercado local.

Lo anterior a pesar de que las propuestas y el lenguaje del antes candidato a la presidencia de EU no mostró una moderación clara.

Así, según mis cálculos basados en información pública proporcionada por Banxico, entre diciembre de 2016 y febrero de 2017 las entradas netas de capitales extranjeros habrían acumulado 10.2 mil millones de dólares (mmd). Lo anterior implicaría un influjo mensual promedio cercano a 3.4 mmd. Dicho ritmo de entrada sería el más acelerado para un periodo de tres meses desde enero de 2015 (3.8 mmd).

Dichos 10.2 mmd de influjos netos totales habrían sido el resultado de robustas entradas tanto al mercado de renta fija como al de renta variable. Es decir, cerca de 8.5 mmd habrían entrado al mercado de bonos (en su gran mayoría gubernamentales) y 1.7 mmd al mercado de renta variable o Bolsa.

En particular, la inversión en el mercado de renta fija o bonos habría estado centrada en bonos a tasa fija denominados en pesos (Bonos M).

Lo anterior podría hablar de los efectos de un atractivo diferencial de tasas de interés respecto al exterior y/o una menor prima de riesgo asociada al tipo de cambio u otros factores.

El favorable comportamiento de los flujos de inversión extranjera en los mercados locales podría hablar de la internalización de un atractivo escenario de mediano y largo plazos de la economía local. Lo anterior por encima de la incertidumbre que actualmente rodea a la relación económica entre México y EU, el actual proceso de revisión con sesgo a la baja de la calificación crediticia de México por parte de las tres principales calificadoras, las perspectivas para la política monetaria de la Reserva Federal y los procesos electorales en puerta, entre otros factores de riesgo.

Dicho lo anterior, también es necesario subrayar que la participación de extranjeros en el mercado local no está exenta de riesgos. Sobre todo al tomar en cuenta que actualmente poco más de 30 por ciento de los valores gubernamentales en México se encuentran en manos de foráneos (más de 60 por ciento en el caso de Bonos M) y los riesgos de volatilidad financiera no son escasos a nivel global.

El autor es subdirector de análisis de mercados financieros locales en la Dirección de Estudios Económicos de Banamex. Las opiniones expuestas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la visión de Banamex.

Twitter: @joelvirgen

También te puede interesar:
La profecía (II)
¿Una recesión en 2017?
Sobe el 'irónico' comportamiento de los capitales hacia México