Opinión

Flujos de capital ambivalentes


 
En 2012, México se volvió un importador de capital especulativo y un exportador de inversión productiva.
 
De hecho, la inversión extranjera de cartera -especulativa- se convirtió en la principal fuente de divisas del país, al superar a las exportaciones petroleras por primera vez desde 1999.
 
En lo que se refiere a la inversión extranjera directa -productiva-, por cada dólar que captó la economía mexicana, las empresas nacionales invirtieron dos dólares en otros países.
 
Ahorro externo
 
Durante el último año, México recibió ahorro financiero externo en cantidades sin precedente.
 
Los ingresos por inversión de cartera ascendieron a 80,230 millones de dólares, monto que superó en 97.5% al de 2011.
 
Además, esa inversión representó 48% del saldo de las reservas internacionales del país al cierre de diciembre.
 
De acuerdo con el Banco de México (Banxico), esa cantidad se derivó de inversiones de extranjeros en instrumentos de deuda emitidos por el gobierno federal por un máximo histórico de 46,642 millones de dólares, lo que representó un incremento de 47.4% en relación con el año previo.
 
El ingreso de esos recursos fue particularmente importante en el segundo semestre de 2012, cuando entraron al mercado de deuda gubernamental 27,348 millones de dólares.
 
La inversión extranjera de cartera también se derivó de la colocación neta en el exterior de valores emitidos por los sectores público y privado por  10,227 millones y 13,326 millones de dólares, respectivamente.
 
En el primer caso se registró un incremento de 92% anual y en el segundo de 30.5%.
 
Y también se derivó de la entrada de recursos por 10,035 millones de dólares por inversión foránea en el mercado accionario, que revirtió una salida por 6,564 millones en 2011.
 
Imán de dólares
 
El Banxico destacó que "si bien durante 2012 hubo un entorno de volatilidad en los mercados financieros internacionales, en la segunda mitad del año éstos presentaron una mejora, lo cual condujo a una disminución en las primas de riesgo.
 
"En este contexto, la fortaleza del marco macroeconómico de México en relación con el de otras economías, así como la búsqueda de rendimientos por parte de inversionistas que enfrentaron un entorno de niveles mínimos históricos de las tasas de interés en las economías avanzadas, explican la expansión del ahorro financiero de no residentes en nuestro país observada en ese año".
 
Rezago de la IED
 
Fue tal el flujo de cartera que en 2012 sextuplicó el ingreso de recursos al país por concepto de inversión extranjera directa (IED), que fue de 12,659 millones de dólares, el menor monto desde 1997, lo que la desplazó al cuarto lugar como fuente de divisas.
 
La diferencia entre la inversión especulativa y la productiva fue de 67,571 millones de dólares a favor de la primera, siendo la mayor brecha en la historia.
 
El Banxico reconoció que "2012 resultó ser un año complicado para mantener los niveles previos de IED.
 
"En particular, de acuerdo con el último monitor sobre tendencias de la inversión mundial publicado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), se estima que en 2012 los flujos mundiales de IED habían registrado una caída anual de 18 por ciento".
 
Fuentes de divisas
 
Por su parte, la inversión directa de mexicanos en el exterior ascendió a un récord de 25,596 millones de dólares, monto que duplicó la IED captada por el país en el último año.
 
En otras palabras, por cada dólar que recibió la economía mexicana como IED, las empresas nacionales enviaron al exterior dos dólares como inversión directa.
 
Nunca en la historia las inversiones directas realizadas por empresas mexicanas en otros países habían superado a la IED captada por el país.
 
A su vez, la inversión extranjera de cartera se convirtió en la principal fuente de divisas de México, al ser 1.5 veces mayor a las exportaciones petroleras y superar, por mucho, a los ingresos de recursos por remesas familiares, viajeros internacionales e IED.
 
Lo anterior corrobora que en el último año el país se volvió un importador de capital especulativo y un exportador de inversión productiva.
 
vpiz@elfinanciero.com.mx
twitter: @VictorPiz