Opinión

Fijémonos en el largo plazo: Ernesto Hernández


 
“Me hubiera gustado que se estableciera una tasa de impuesto baja, pareja, generalizada”, confiesa Ernesto Hernández, el presidente y director general de General Motors de México, uno de los actores empresariales que con mayor solidez estará añadiendo al diálogo empresarial del futuro; “pero lo importante es ver el largo plazo”, continúa, y muestra optimismo de que las expectativas para México son brillantes.
 
Ernesto tiene visión de altura, algo de lo que carecen incluso algunos empresarios heredados. Es un directivo amplio, vasto. Relata que en reciente reunión con Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México, insistió en esta reflexión: “¿qué tal que en lugar de pensar en un millón cien mil unidades al año —como las tenemos ahorita—, empezamos a imaginar que este mercado da para dos millones de vehículos…?”, y recuerda que la industria tenía, a mediados de la década pasada, una base comparable de unidades que apenas en este año estamos recuperando.
 
 
General Motors está construyendo en México una historia sumamente sólida bajo la directriz de Ernesto. Si uno elige cualquier mes de este año se pueden mirar brincos importantes en las ventas de esta firma. Un mes destacado, por ejemplo, fue abril. Mientras la economía mexicana se desaceleraba profundamente, GM crecía 23 por ciento. En julio el crecimiento fue de 37 por ciento vs el año pasado. Todos los meses de este año han superado lo vendido 2012. Por eso sabe de lo que habla.
 
 
“Hay que equilibrar la relevancia de los actores púbicos”, afirma, refiriéndose a la preponderancia mediática que tienen los gobiernos, las cámaras empresariales y asociaciones vs las que tienen las empresas como GM, una de las más grandes del país. Hernández es presidente también de la American Chamber of Commerce; e insiste en ver todas las oportunidades. “Hace poco me habló un colega de otra automotriz, y todo lo veía con pesimismo”, refiere; pero “¡no es posible pensar así!”.
 
 
Ernesto es un obsesivo de las métricas de desempeño. Por eso GM va como va. Hasta habla del rediseño de la relación entre la empresa y el cliente final en el largo plazo. Ya imagina patrones disruptivos. Veremos mucho de él y de la empresa en 2014. Mucho. Y qué bueno.
 
Twitter: @SOYCarlosMota