Opinión

Fiesta de erratas

 
1
 

 

Cajas tipos móviles.

Gil arrastró a su autoestima por el amplísimo estudio y trapeó la duela de cedro blanco con ella. Se oyeron ayes de dolor, ayes de furia, ayes de autocompasión. Esta página del fondo fue el día de ayer un festival de erratas, como si Gamés escribiera efectivamente en finés. Es verdad que Gilga ha desarrollado la infrecuente capacidad de escribir dormido, pero como dijo el clásico: una cosa es una cosa, y otra cosa es otra cosa.

Antes de la llegada revolucionaria de las computadoras a las redacciones de los periódicos, a las mesas de las editoriales y a los escritorios de los periodistas que sudan la gota gorda para dar la nota, antes de ese momento culminante había unas personas que se llamaban “correctores de pruebas” y limpiaban los textos de las erratas de mano del autor y de los piojos negros que ponía el tipógrafo en el papel. Se trataba de documentos logrados literalmente a fuego y plomo en cajas en las cuales se acomodaban los tipos. Una vez compuesto el texto, se imprimía en largas tiras de papel que se enrollaban y se entregaban en las manos responsables del “corrector de pruebas”. En lugar de “cunado”, “cuando”; en vez de “sin embrago”, “sin embargo”. Así las cosas y las casas (muletilla con miedo a la errata), mediante signos puestos al margen, los tipógrafos recibían las señales de las palabras escritas incorrectamente, ponían y quitaban tipos y la palabra se limpiaba de piojos.

El mismo Gamés fue en sus mocedades “corrector de pruebas” y llegó a ejercer el oficio con cierta habilidad inusual. Pues mande llamar al joven Gamés para que le corrija la página del fondo porque el viejo Gamés no da pie con bola. Resulta entonces que a la máquina le da por mandar, porque le da la gana, un respaldo anterior al definitivo y empieza la fiesta de las erratas. Un fiestón. Gilga ha recordado al señor Quintanar, el viejo tipógrafo de los primeros libros que el debutante Gil corrigió para una editorial de letras desaparecidas (¿Se escribe litros los litros mexicanos, en vez de las letras mexicanas? ¿Hay dos o Ay, Dios?) Pobre Gamés. El señor Quintanar debía ponerse bajo la lengua una pastilla de nitroglicerina pues su corazón andaba triste y cansado. Las erratas lo ponían mal, le provocaban arritmias y sudores, palidecía ante una errata visible por sus ojos fatigados.

Enviado especial

Gil informa, por si la lectora y el lector se interesan en saber, que viajará de incógnito con sus lentes negros y como enviado especial a la Feria del Libro de Buenos Aires dedicada a la ciudad de México. Entre un Malbec y un vacío, un Glenfiddich 15 y un churrasco, Gilga dará noticia de las actividades de los escritores mexicanos que se presentarán en Buenos Aires. La carreta va hasta el tope. Más de 50 hombres y mujeres de las letras disertarán sobre sus libros, la ciudad de México, en fon. Gamés caminará por Corrientes, se perderá en Recoleta, gastará la suela de sus finos zapatos llevado por una nube de nostalgia, anjá. Maletas repletas de libros y pieles regresarán a nuestra patria, oh, sí. Gilga no cometerá la imprudencia de cantar un tango, se los jura desde esta alta tribuna del espíritu.

¡Chicharito, eo!

Javier Hernández dio el partido de su vida. Con un gol de la autoría de James y C7, Chícharo se cubrió de gloria y llevó al Real Madrid a la semifinal de la Champions. Gil se mordía los labios como si fuera dueño de la carta de propiedad de Hernández. Inchechich, métela, por tu madre. Y la metió. La jugada más grande del Inchechich fue cuando recibió un pase en el área y Gabi, defensa del Atlético recargó en su espalda, Inchechich derrotó a la gravedad y desde el césped regresó a la vertical para sacar un disparo que desvió Oblack, el esloveno fenomenal que cubre la portería de los colchoneros. Inchechich, partidazo.

Sí, los viernes Gil toma la copa con amigos verdaderos. Mientras los meseros se acercan a la mesa con las charolas que soportan el Glenfiddich, Gamés pondrá a circular la máxima de Truffaut por el mantel tan blanco: “Un pesimista es un optimista con experiencia”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
Kerrobuserario
Aunque usted no lo crea
Uta