Debilidad económica a la vista
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Debilidad económica a la vista

COMPARTIR

···

Debilidad económica a la vista

07/12/2018
Actualización 07/12/2018 - 11:29

Días y semanas recientes de incertidumbre y volatilidad muestran el rostro de una nueva realidad, representada por la debilidad económica nacional. Lo anterior, de acuerdo a los resultados de la encuesta del Indicador IMEF del Entorno Empresarial Mexicano (IIEEM), correspondiente al mes de noviembre de 2018.

Este análisis —elaborado a partir de una encuesta entre socios y redes de afiliados— confirma con evidencias que la actividad económica se desacelera al iniciar el último trimestre del año y mientras México estrena gobierno.

Observamos que el subíndice manufacturero registró en noviembre una caída de 0.4 puntos y se ubicó en 49.7 unidades en su serie desestacionalizada. Así, pasó a zona de contracción (<50) tras permanecer 17 meses al hilo en zona de expansión. La serie de tendencia-ciclo de ese indicador aumentó una décima de punto a 50.9 unidades y, con ello, se ubica en zona de expansión por 18 meses consecutivos.

Por su parte, el subíndice no manufacturero cayó en noviembre 1.1 puntos en su serie desestacionalizada, para ubicarse en 49.2 unidades. Este indicador muestra contracción (<50) después de ubicarse tres meses consecutivos en expansión. La tendencia-ciclo de ese indicador cayó 0.4 unidades y quedó en 49.4 unidades, además de entrar en contracción por segundo mes consecutivo, según las cifras ajustadas por estacionalidad.

Por otra parte, Estados Unidos sigue creciendo de manera sostenida y seguramente cerrará el año con una expansión de 2.5 por ciento en su PIB. La tasa de desempleo sigue baja, en un nivel muy saludable de 3.7 por ciento. Bajar las tasas tributarias en enero sigue teniendo repercusiones positivas. En cuanto a las finanzas públicas, es preocupante que el déficit fiscal de la Unión Americana continúe aumentando. No solo crece la deuda pública, sino que el proteccionismo del gobierno de Trump se mantiene. Son señales que México debe tener muy en cuenta, para bien y para mal, en vista de su enorme dependencia de la economía norteamericana.

La inversión en nuestro país, según los últimos datos disponibles, se contrae. El consumo, por su parte, moderó su expansión. En cuanto al PIB, se estima que crezca entre 2.1 y 2.2 por ciento. La inflación ha cedido en los últimos meses, y en la primera quincena de noviembre se ubicó en 4.56 por ciento el crecimiento anual del índice de precios al consumidor. Algunos de los expertos del IMEF pronostican una inflación para fin de año de 4.5 por ciento con eventuales presiones adicionales, resultado de la volatilidad cambiaria.

Para el Comité del Indicador IMEF, lo que ha dominado el centro de la discusión económica en las últimas semanas han sido acciones o iniciativas del gobierno entrante. En algunos casos anuncios como la cancelación del NAICM, y a veces meras declaraciones, propiciaron volatilidad en los mercados cambiario y bursátil, así como un aumento en las tasas de interés.

Preocupa que, antes de entrar en funciones, el nuevo gobierno haya propiciado volatilidad en los mercados financieros nacionales. Habrá que estar atentos al próximo Presupuesto federal que se someterá al Congreso el día 15 de este mes. No olvidemos que los compromisos financieros asociados a la cancelación del aeropuerto de Texcoco son cercanos a 200 mil millones de pesos para 2019, y que el Presupuesto deberá acomodar tal choque. Con todo, el grupo de expertos del Indicador IMEF confía en que se respetará la promesa de campaña de generar un superávit primario del PIB y de no contratar deuda adicional.

Desde el IMEF, seguimos atentos al desarrollo de los acontecimientos y noticias. Además de nuestros análisis, continuaremos ofreciendo propuestas sólidas para contribuir al desarrollo integral de México. No son tiempos fáciles, pero vale la pena emprender esta tarea por el bien del país que queremos y merecemos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.