Opinión

Faramalla del hombre y el programa

   
1
   

   

Peña durante la Asamblea del PRI. (Tomada de @PRI_Nacional)

Primero el programa, luego el hombre, sentenció Jesús Reyes Heroles en 1975. Era presidente del PRI. Luis Echeverría no lo desautorizó, lo ridiculizó al destapar a López Portillo al margen del programa y del partido.

Ahora, en la XXII Asamblea Nacional del PRI, se ha reeditado la consigna. Suena y es igual de vacua que hace 42 años. Pero se adornó con una mesa de ‘visión de futuro’. Paradoja ridícula: este sexenio ha sido un ensayo sistemático de restauración.

Morena, por su parte, ha resuelto la cuestión sin siquiera plantearla: el programa es el hombre. No hay más. AMLO operará milagros en materia de violencia y combate a la corrupción. Sólo él puede salvarnos. Su sabiduría es infinita. Amén.

PAN y PRD, por su parte, embarcados en el proyecto del Frente Amplio, plantean que el programa sea la base y sustento del gobierno de coalición. Pero esa convergencia operará bajo el principio del mínimo común denominador, sin considerar las prioridades y urgencias que tiene el país.

En otras palabras, lo que está en el centro es la búsqueda del poder por el poder, no qué hacer con el poder. El programa, por lo mismo, interesa a la ciudadanía para determinar cuáles son las diferencias y cuál proyecto es realmente progresista. Ese juego de espejos se puede despejar exigiendo a los candidatos definiciones y compromisos.

Va, a continuación, un posible listado de preguntas y compromisos:

1. ¿Está usted de acuerdo en reducir el número de diputados y senadores?

2. ¿Impulsaría una ley para abatir el monto excesivo de recursos públicos que van a los partidos?

3. ¿Reformaría la ley electoral para eliminar la censura y la absurda reglamentación de los procesos electorales?

4. ¿Se compromete a perfeccionar el Sistema Nacional Anticorrupción dotando de completa autonomía al fiscal anticorrupción?

5. ¿Está en contra de cualquier forma de amnistía a quienes hayan cometido actos de corrupción practicando el principio de cero tolerancia?

6. ¿Emprendería una cruzada nacional de simplificación administrativa en todos los niveles de gobierno?

7. ¿Está consciente que la sobrerregulación es una de las principales causas de la corrupción, porque los reglamentos son imposibles de cumplir y ahogan a las medianas, pequeñas y microempresas?

8. ¿Asumiría, como prioritaria, la tarea del adelgazamiento del Estado, toda vez que hay duplicaciones de programas sociales y de dependencias de gobierno?

9. ¿Revisaría las políticas de subsidios porque no llegan a los sectores realmente desprotegidos, sino que se reparten en forma clientelar, corporativa o de plano entre amigos y parientes?

10. ¿Impulsaría una verdadera reforma fiscal gravando el consumo, para que paguen más los que más tienen y consumen, y revisaría a la baja el Impuesto Sobre la Renta?

11. ¿Simplificaría el trámite de pago de impuestos, bajaría la carga tributaria a las empresas y fijaría una cuota para las pequeñas y microempresas?

12. ¿Terminaría, de una vez por todas, con la presión fiscal que se ejerce sobre las empresas pequeñas y micro, al mismo tiempo que se les ofrece soporte técnico y administrativo?

13. ¿Reestructuraría el Presupuesto reduciendo el gasto corriente e incrementado el gasto en inversión?
14. ¿Impulsaría un consejo fiscal independiente para supervisar el gasto público y contener el déficit fiscal y el excesivo endeudamiento?

15. ¿Continuaría y profundizaría la reforma del nuevo sistema penal acusatorio en lugar de criticarlo y socavarlo?

16. ¿Precisaría como objetivo prioritario, de manera realista y responsable, la formación y profesionalización de las corporaciones policíacas para poder regresar al Ejército y la Marina a sus cuarteles?

17. ¿Impulsaría el mando único, como tarea urgente, para avanzar en la profesionalización de las corporaciones policiacas?

18. ¿Sometería a revisión la estrategia prohibicionista y asumiría que la regulación del uso recreativo de la mariguana es un primer paso para debilitar a los cárteles de la droga?

Este listado no contiene todas las preguntas que son, pero todas las que están sí son. Hay que machacarlo una y otra vez. Quienes quieren ganar el poder deben precisar para qué lo quieren y cómo le harán. Pero como no lo hacen, corresponde a los ciudadanos y los medios obligarlos a poner los puntos sobre las íes.

Twitter: @SANCHEZSUSARREY

También te puede interesar:
XXII Asamblea del PRI, derivaciones
PRI, negrísimo panorama
¡Viva la honestidad valiente!