Opinión

Faltan las coberturas, presidente


 
Muy sólida la estrategia lanzada por parte del presidente Enrique Peña Nieto para el campo mexicano. Hacía falta; aunque llega de forma tardía por las contingencias que el gobierno tuvo que atender en la temporada de huracanes.
 
Peña está poniendo acentos adecuados: un canal nuevo llamado “Centenario” que beneficiará a 7 mil productores de Nayarit, quintuplicará la producción estatal de maíz y triplicará la de arroz; una estrategia para dar crédito a productores y emprendedores del campo, simplificación de las leyes del sector; aumento en el uso de fertilizantes y semillas mejoradas, entre otras iniciativas.
 
 
El presidente también metió mano en el tema mercadológico: la Sagarpa destinará 120 millones de pesos para la promoción de productos agropecuarios y pesqueros. Se promocionará la carne de cerdo y el mezcal. Habrá giras gastronómicas y se impulsará al mango. Bien.
 
 
Pero un componente está ausente en esta nueva estrategia: las coberturas financieras a los productores. De poco sirve que se quintuplique la producción de maíz en Nayarit si el precio de ese grano se está desplomando 42 por ciento. De hecho, hasta es contraproducente para los agricultores producir más, porque contribuyen así a la sobreoferta y a una caída mayor del precio por tonelada.
 
 
Considérese el dicho de Juan Carlos Anaya, director del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (El Financiero, 5 de Nov. 2013), en el sentido de que únicamente el 5 por ciento de la producción de maíz de Guanajuato y 10 por ciento de la de Michoacán están cubiertas bajo el esquema de Agricultura por Contrato. Es una tragedia; un riesgo enorme para los productores dado el incremento de 29 por ciento en la producción de maíz estadounidense.
 
 
Eso sí, mientras los precios se desplomen hay un beneficiario directo, el consumidor. En teoría, tendríamos que ver caer dramáticamente el precio de la tortilla en los siguientes meses a costa de los productores de campo. Una cosa por otra.
 
 
El clima seguirá trastocando con dramatismo las cosechas en el mundo, pero las coberturas y los contratos de futuro existen para generar certeza a los negocios agropecuarios. Por eso resulta extraño que en la estrategia gubernamental ni si quiera se hayan mencionado. 
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota