Opinión

Exitosa visita del primer ministro de China a América Latina

1
 

 

Ministro China

El primer ministro de China, Li Keqiang, realizó entre el 18 y 26 de mayo una visita oficial a Brasil, Colombia, Perú y Chile.

Durante esta gira, el primer ministro Li Keqiang propuso que China y América Latina y el Caribe enfoquen esfuerzos para construir cuatro grandes pilares consistentes en la amistad y confianza mutua, beneficio recíproco y ganancia compartida, aprendizaje mutuo en lo cultural y la cooperación integral, con miras a consolidar en conjunto los cimientos de la comunidad de destino común sino-latinoamericana. Esta visita contribuyó a profundizar la confianza mutua política entre China y los países latinoamericanos, elevar el nivel de la cooperación práctica bilateral en distintos aspectos, promover sus intercambios culturales y amistad tradicional y abrir nuevos horizontes de la Asociación de Cooperación Integral China-América Latina y el Caribe.

La visita del premier chino puso en marcha el nuevo modelo de cooperación industrial sino-latinoamericana. La cooperación en la capacidad productiva será la punta de lanza para la actualización tanto de los lazos económico-comerciales entre China y América Latina como de la cooperación bilateral. El primer ministro Li propuso un nuevo modelo de cooperación 3x3, es decir, la construcción conjunta de las tres grandes vías logística, energética e informática, materializar la interacción proactiva entre las empresas, la sociedad y el gobierno, y ampliar los tres canales de financiación (fondos, créditos y seguros).

En el marco de la visita del premier Li, China y los cuatro países llegaron a sendos acuerdos de cooperación en materia de capacidad productiva y dieron empuje a un importante número de megaproyectos, incluidos el ferrocarril transoceánico y el túnel bioceánico. Además, firmaron más de 70 documentos de cooperación en energía, minería, construcción de infraestructura e innovación científica y tecnológica. La cooperación industrial que combina la capacidad de fabricación de equipamiento y tecnologías de integración de alta relación calidad/precio del país asiático con las necesidades de las naciones latinoamericanas de ampliar su red de infraestructura y elevar su nivel industrial, abrirá para ambas partes un nuevo camino hacia el beneficio mutuo y ganancia compartida y el desarrollo conjunto.

La visita del primer ministro chino imprimió un renovado impulso a la cooperación financiera entre China y AL. La cooperación bilateral en esta materia registró nuevos avances. Cabe recordar que durante su visita a AL el año pasado, el presidente chino Xi Jinping formuló una serie de iniciativas de cooperación financiera por un monto total de 35 mil millones de dólares. Durante la visita del premier Li en Brasil, China anunció la creación de un fondo especial de 30 mil millones de dólares para financiar los proyectos de cooperación industrial y en inversión entre China y AL. En Chile, ambos países firmaron el acuerdo de swap (canje de monedas), según el cual Santiago será sede del primer banco de liquidación en renminbi (moneda china) en esta región.

Asimismo, China otorgó a Chile una cuota de 50 mil millones de yuanes con los cuales el país sudamericano puede invertir en el mercado bursátil chino en calidad de inversionista institucional extranjero calificado (RQFII, por sus siglas en inglés). Por lo tanto, la cooperación financiera desempeñará un papel cada vez más importante al satisfacer las necesidades de la economía real tanto de China como de AL e impulsar la cooperación práctica bilateral y constituirá una garantía para alcanzar las dos metas establecidas para los próximos diez años, a saber: el comercio bilateral ascenderá a 500 mil millones de dólares y las inversiones chinas en esta región sumarán 250 mil millones de dólares.

La visita del primer ministro Li despertó un nuevo auge de los intercambios culturales entre China y AL. La amistad entre los diferentes países se basa en los sentimientos de afecto y cariño entre sus pueblos. En el marco de las actividades culturales que incluían el Seminario sobre el Intercambio Cultural China-AL y el Encuentro entre las Civilizacioines China y Latinoamericana, la “fiebre por China” y la “fiebre por AL” se mezclaban en medio de la fragancia del té verde chino y el dulce aroma del café. Durante su visita, el dignatario chino y los líderes de los cuatro países llegaron a importantes consensos sobre el fortalecimiento de los intercambios culturales.

China se declaró dispuesta a trabajar de la mano con los países latinoamericanos para organizar con éxito el Año de Intercambio Cultural Sino-Latinoamericano en 2016. Por otro lado, el gobierno de Colombia anunció la supresión de visado de corta estancia para ciudadanos chinos que satisfagan los requisitos, mientras las autoridades chilenas decidieron eliminar el cobro de visas a turistas chinos y ofrecer facilidades al flujo de los hombres de negocios y técnicos chinos. Estas medidas ayudarán sin duda alguna a estrechar aún más los lazos de intercambio cultural entre China y AL y tenderán puentes que unirán los corazones de sus pueblos a través del Pacífico.
La región de América Latina y el Caribe es la piedra angular de la paz y estabilidad mundial, una fuerza emergente en la bonanza y crecimiento económico global y, al mismo tiempo, un excelente ejemplo de la convivencia inclusiva y armónica entre los seres humanos.

Entrado el siglo XXI, esta región se ha convertido en una “nueva área líder” en constante ascenso en la configuración mundial. El exlíder chino Deng Xiaoping auguró que el siglo XXI será el siglo del Océano Pacífico y también de América Latina. El gran poeta mexicano Octavio Paz dijo: “El mundo cambia si dos se miran y se reconocen”. Confío en que con el esfuerzo conjunto, la Asociación de Cooperación Integral China-América Latina y el Caribe tendrá un futuro muy prometedor.

También te puede interesar:
Perspectivas de la economía china siguen siendo optimistas
Foro de Boao para Asia, plataforma de cooperación y ganancias compartidas
Más vale la prosperidad de muchos que la de uno solo