Opinión

Evolución de Expectativas 2015: Cuatro observaciones relevantes

1
 

 

[Bloomberg] El aumento fue resultado de la venta de dólares de Pemex a Banxico. 

La Encuesta Banamex de Expectativas acaba de ser liberada y aprovecho para hacer una reflexión sobre la dinámica de las perspectivas económicas para este año. Los pronósticos del consenso se han movido de manera sustancial con tan solo dos meses transcurridos del 2015.

Si bien sería aventurado ponerle nombre y apellido a los factores precisos detrás de los cambios relevantes en la visión del consenso de analistas, creo que factores tales como (1) la debilidad económica mundial; (2) los bajos precios del petróleo y la decreciente producción en el rubro a nivel local; y (3) el recorte del gasto público del orden del 0.7% del PIB podrían tener mucho que ver en las expectativas de avance económico.

En el ámbito inflacionario, seguramente la dinámica reciente de la inflación y sus componentes ha sido central. En específico, es de destacar el significativo error de pronóstico observado durante el mes de enero. Si bien se anticipaba un desplome en la inflación general, éste resultó más profundo respecto a lo anticipado.

En el panorama cambiario, estimo relevantes (1) la divergencia en ciclos económicos y monetarios alrededor del mundo; (2) el desplome de los precios del petróleo, y (3) los abundantes riesgos geopolíticos.

Con este marco, a continuación enuncio cuatro cambios importantes en las previsiones del consenso de la Encuesta Banamex de Expectativas en lo poco que va del año.

Primero, comencemos con las perspectivas de avance económico, todavía en la última encuesta del 2014 el consenso de analistas anticipaba un avance económico para el presente año de 3.4%%. No obstante, el pronóstico de consensos más reciente lo ubica en 3.1%, es decir 30 puntos base por debajo del primer estimado.

Segundo, otra expectativa que se ha desinflado es la de inflación al cierre del año. Actualmente se ubica en 3.1% en contraste con el estimado de 3.4% en la última encuesta del año pasado. Sin duda, aquí seguramente influyó la significativa sorpresa observada durante enero, con un desplome de la inflación general superior a lo anticipado.

Tercero, en el frente cambiario, el estimado de cierre del año se ha movido a 14.30 pesos por dólar desde 13.60 con el que el consenso de la Encuesta Banamex de Expectativas arrancó el año. Sin duda, basta observar el comportamiento reciente del peso frente al dólar para entender como los estimados han estado presionados por un clima de debilidad prolongada de la divisa mexicana.

Cuarto, en el ámbito de la política monetaria, hay una parte de la perspectiva que no se ha movido y otra que sí se ha adaptado. En el primer caso, la expectativa de que el siguiente movimiento en la tasa de política monetaria será al alza se ha mantenido robusta. En específico, se espera que Banxico rompa el silencio este año con un incremento en la tasa de fondeo de 25 puntos base.

En contraste, lo que ha cambiado es la previsión para el mes del primer incremento en la tasa de política monetaria. En específico, la encuesta comenzó el año anticipando que dicho incremento se llevaría a cabo en julio de 2015, mientras que en la encuesta más reciente se anticipa en septiembre del 2015.

Los cambios han sido sustanciales y se han presentado en un periodo relativamente corto. En este contexto, es importante recordar que se trata de pronósticos y no de predicciones. Los primeros hacen uso intensivo de herramientas estadísticas, principios teóricos y regularidades empíricas para procesar la información disponible al momento de su elaboración. Los segundos normalmente se sirven de un instrumento adivinatorio y su proceso queda circunscrito al contexto esotérico.

Así, es importante recordar que el cambio en los pronósticos económicos usualmente refleja el cambio en consideraciones o supuestos clave a la par de la cambiante realidad. De esta forma, los significativos cambios arriba descritos reflejan en última instancia una evolución de eventos tanto externos como locales que han sido cambiantes y que nos han sorprendido en el camino. Posiblemente no serán los únicos en el año, la clave está en entender su relevancia.

También te puede interesar

Banxico podría emprender su primer alza en junio

Repuntan tasas de largo plazo locales, lidera factor externo

Banxico: Las dos grandes preguntas vigentes