Opinión

Evaluadores estrictos

El día de hoy culminará formalmente el proceso de confección de las quintetas para el Consejo del Instituto Nacional Electoral. Y, de acuerdo a todos los indicios, será un proceso exitoso.

Pareciera que está funcionando la estrategia de constituir un Comité Técnico que elabore las propuestas para dejar luego al presidente, o en este caso, a los diputados, la tarea de seleccionar al “bueno”. Ya se hizo en los caso del IFT y de la Comisión de Competencia. Ahora se ha repetido con buenos resultados.

Por ejemplo, en el caso del INE, se supone que había dedicatoria para que llegara Marcela Gómez Salas, exdirectora de Juegos y Sorteos, de Gober, que se supone era muy cercana del titular de la dependencia. Pues el hecho es que la eliminaron tras la presentación de su ensayo, lo que confirmó el criterio independiente del grupo de siete expertos.

Esperemos ahora que los diputados no vayan a echar a perder el buen trabajo realizado.

Córdova a la cabeza

Si Marco Antonio Baños no hubiera estado implicado en aquella cena organizada por María del Carmen Alanís en 2011, a la que él asistió, junto con un grupo de priistas, seguramente sería el más serio prospecto para presidir el INE.

Hoy, se dice en los pasillos, que PAN y PRD le tienen la cuenta guardada, lo que da ventaja a Lorenzo Córdova, quien a estas alturas encabeza la carrera por ocupar la primera presidencia del INE, que tendrá una duración de 9 años.

¿Qué viaje a Canadá?

Tanto se corrió la versión de que el presidente Enrique Peña Nieto habría cancelado un viaje a Canadá a realizarse en junio, que hasta el exembajador de México en EU, Arturo Sarukhán, lo felicitó en Twitter por esa decisión, mientras no se eliminara la visa.

El “pequeño detalle” es que nunca hubo un viaje previsto en la agenda presidencial, por lo que no se podía cancelar algo que nunca estuvo programado.