Opinión

Europa podría 'retar' el
TLC con México por
los derechos humanos

El nombre oficial del tratado de libre comercio entre México y Europa es “Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y Cooperación”, aunque popularmente se le conoce como “Acuerdo Global”. Fue firmado a finales de 1997 y entró en vigor hace 14 años. En Europa, donde no se andan con cuentos en materia de respeto a los derechos humanos, ya se está levantando la mano respecto del problema de Ayotzinapa e Iguala, por la notoria violación de estos derechos, que constituyen una parte indispensable del famoso Acuerdo Global.

De hecho, es en el mismísimo art. 1 del Título 1 denominado “Naturaleza y Ámbito de Aplicación” donde se establece que para que todo lo demás funcione, es indispensable un irrestricto respeto a los derechos humanos. Así lo afirma: “El respeto a los principios democráticos y a los derechos humanos fundamentales, tal como se enuncian en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, inspira las políticas internas e internacionales de las Partes y constituye un elemento esencial del presente Acuerdo.” Esto significa que todo el Acuerdo Global pende de esa primordial cláusula.

El art. 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos dice a la letra: “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”. A su vez, el art. 5 señala: “Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes”. Esta declaración fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948.

Si tomamos en cuenta que fueron policías (es decir, servidores públicos pagados por el Estado mexicano) quienes capturaron a los estudiantes de la normal de Ayotzinapa y los entregaron a un grupo criminal que los torturó y ejecutó; y que autoridades de Iguala fungieron como autores intelectuales del ominoso caso que ha horrorizado a toda la comunidad internacional, entonces estamos en una franca violación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y por lo tanto, la Comunidad Europea está en su derecho de retar el Acuerdo Global. Es más, si se ponen estrictos, lo podrían dar por terminado.

El término “Estado fallido” para calificar a México ha reaparecido en algunas opiniones publicadas recientemente. El autor Justin Raimondo lo hizo hace pocas semanas. A su vez, el director para las Américas de Human Rigths Watch, José Miguel Vivanco, ha declarado vehementemente que en México la impunidad es “la norma de vida”.

Los amigos de México hablan de “zonas de dominio” donde el Estado mexicano no tiene control, para evitar pronunciar el término “Estado fallido”. Por eso insisto: mucho cuidado, porque en Europa ya se están levantando algunas manos que invocan lo que firmamos.

Twitter: @SOYCarlosMota