Opinión

Eugenio Madero ya le vende a Maserati


 
Dos cosas famosas emergen de Turín. Una, su CioccolaTó, un festival goloso alrededor de la cultura del chocolate en el que muchos chefs se lo pasan cocinando con ese insumo bajo la tradición del Piemonte; y dos, su producción automotora, que con la novedosa planta que ha montado Maserati en esa ciudad requiere ahora, desde Puebla, los mejores frenos del mundo: los de San Luis Rassini, la firma que encabeza Eugenio Madero.
 
Es reciente la incursión de San Luis Rassini en Italia. Pero es una noticia de la mayor envergadura, por cuanto muestra la solidez del proceso de manufactura mexicano que ahora permite surtir estas piezas para la fabricación de varios de los autos más exquisitos de planeta. Recordemos que Maserati tiene en el Quattroporte y en el Ghibli a dos de los autos más codiciados de la era moderna, y que pretende vender 45 mil unidades al año que llevarán, todas, frenos mexicanos.
 
Para San Luis Rassini vender a Maserati se ha convertido en un hito; un logro que ha ocurrido luego de que Corvette adoptara sus frenos y que éstos le valieran el premio de proveedor del año de General Motors. De hecho, una ambiciosa meta de proveeduría para esa empresa estadounidense está por anunciarse en pocas semanas. Debe recordarse que San Luis Rassini tradicionalmente ha colocado más del 60 por ciento de su facturación en modelos de Ford y General Motors. La firma tiene una de las mejores reputaciones mundiales en la manufactura de discos y tambores, y domina todo el proceso, desde la fundición hasta la pintura.
 
Hace unos días San Luis Rassini reportó las cifras más altas que ha entregado en cualquier trimestre. Es un signo de que la manufactura mexicana de la industria automotriz de exportación está teniendo un desempeño que permite a sus jugadores avanzar a mejores ritmos que la economía mexicana. Las ventas crecieron más de 20 por ciento y superaron los 212 millones de dólares en el periodo. Madero subrayó en su momento que su enfoque operacional está surtiendo efectos, y que está dando resultados el énfasis que ha puesto en el servicio al cliente.
 
Esta firma tiene más de 4 mil 400 empleados, y es el termómetro más transparente de lo que ocurre en el sector de autopartes. Bien.
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota