Opinión

EU endurece reglas de inocuidad

14 agosto 2013 5:2

 
Aunque México tiene buen historial en materia de inocuidad alimentaria deberá realizar un esfuerzo adicional si quiere seguir exportando a Estados Unidos.
 
 
Como es público, los supermercados internacionales afiliados al Food Marketing Institute (FMI) analizan el impacto de los recientes reglamentos de la Ley de Modernización de Inocuidad de Alimentos (FSMA).
 
 
El nuevo mecanismo legal de la poderosa Agencia de Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos diseñado obligará básicamente a los productos frescos a subirse a un programa de verificación de proveedores en el extranjero, amén de una certificación de tercera parte acreditada, además de controles preventivos y controles preventivos en alimentos para animales, esto último aún pendiente de publicación.
 
 
Entre otros requerimientos que los productores de agroalimentos van a enfrentar, una vez que entren en vigor las reglamentaciones de FSMA esta contar con un programa obligatorio de buenas prácticas agrícolas (actualmente voluntarios); auditorías por parte de clientes o importadores y con cargo de los productores; y la implementación de esquemas basados en la metodología HACCP, una normativa mundial de alimentos impulsada por la ONU-FAO y la OMS poco difundida en el sector primario.
 
 
Añada la necesidad de mantener registros de los procesos productivos y todo lo relativo a valor agregado.
 
 
Aunque la nueva regulación no entrará de la noche a la mañana e incluso se dará un plazo de 2 a 3 años para pequeñas y medianas empresas las nuevas reglas significarán un auténtico reto para los productores mexicanos, de ahí que la secretaría de Agricultura al frente de Enrique Martínez y Martínez ha comenzado a tomar cartas en el asunto.
 
 
México ha cumplido con todo lo que exigen del otro lado del río Bravo en materia de inocuidad de alimentos, pero los productores ahora estarán en la necesidad de actualizados a las nuevas reglas y medir su impacto económico.
 
 
Por lo pronto, anote que los rechazos de alimentos mexicanos en la frontera con Estados Unidos han caído de 2,264 eventos en 2011 a un 1,556 en 2012, y en el primer semestre del 2013 dichos rechazos incluso han caído 7% respecto al mismo periodo del año pasado.
 
 
Sin duda no es un tema menor para México si pondera que las exportaciones agroalimentarios a Estados Unidos hasta 2012 llegaron a 17,600 millones y concentran el 80% de los envíos al mundo, además que el vecino del norte hasta el primer semestre de este año amplio su demanda de alimentos en 6%.
 
 
En fin, se trata de un desafío para los exportadores mexicanos que dirigen el 85% de sus exportaciones a las cadenas de supermercados estadounidenses.
 
 
 
La ruta del dinero
 
Nada que siguen las buenas noticias para el turismo. El Banco de México informó que al primer semestre de este año, el ingreso de divisas por visitantes internacionales fue de 7,119 millones de dólares, lo que representa un aumento de 7.2% en relación con el mismo periodo del año pasado. En cuanto al arribo de visitantes extranjeros vía aérea, también las cifras son halagadoras para los primeros 6 meses de 2013, ya que el país recibió 6.5 millones de turistas, esto es 7.1% superior al mismo lapso del 2012. Enhorabuena para la titular de la Sectur, Claudia Ruiz Massieu
 
 
Le comento que Ángel Abarrategui, director general ejecutivo de José Cuervo acaba de asumir la presidencia de la Comisión de la Industria de Vinos y Licores (CIVyL), una asociación civil que representa a la industria de vinos y licores en México ante las instancias del gobierno y de la sociedad. La asociación en cuestión está conformada por empresas que representan el 78% de las ventas que realiza la industria formal del país, hablamos de José Cuervo, Bacardí, Brown Forman, Diageo, Pernod Ricard y Tequila Sauza.