Opinión

Estrés en la Asociación
Mexicana de Franquicias

 
1
 

 

Feria Internacional de Franquicias

No hay duda de que el modelo de franquicias ha sido fuente de formalidad en el mundo empresarial. Con crecimientos que incluso han cuadruplicado la tasa de crecimiento de la economía del país, las franquicias han sido la puerta a muchos mexicanos para aventurarse con formatos de negocio que tienen más certeza por los procesos con los que operan.

El organismo que aglutina a estos negocios es la Asociación Mexicana de Franquicias, y a lo largo del tiempo ha fungido como un habilitador para que muchas marcas pequeñas se conviertan en franquicias y para potenciar a las que ya existen. El presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias es José Luis Navarro, quien desde los años noventa creó el concepto de cafetería llamado Finca Santa Veracruz, y lo diseminó por el país.

José Luis está cumpliendo dos años al frente de la organización. Es un empresario que sí ha franquiciado; no un empleado de alguien más.

Este aspecto es importante porque algunas cámaras y organismos empresariales dejaron que muchos empleados tomaran sus riendas. En los últimos años hemos visto varios dirigentes empresariales que no son verdaderos empresarios.

Pues bien, resulta que ante la posibilidad de que Navarro permanezca durante un tercer año y concluya uno de los proyectos más relevantes que impulsó, ha surgido un grupo que quiere cerrarle el paso, encabezado por César Aranday, un consultor experto en desarrollar franquicias basado en Querétaro. En los corrillos se afirma que Aranday incurriría en un grave conflicto de interés si eventualmente es electo presidente de la Asociación, porque su labor profesional sería fácilmente beneficiada al ser él mismo un consultor que se podría allegar clientes desde esa posición.

Al interior de la Asociación se sabe que los empresarios que votarán en asamblea general la semana próxima querrán refrendar el mandato de Navarro. Se estima que voten 140 de los más de 300 agremiados y que los votantes valoren la diferencia entre elegir un consultor (Aranday) o un empresario como ellos mimos (Navarro). El resultado se sabrá en unos días.

Uno de los proyectos clave que impulsó Navarro en la AMF fue el acuerdo con el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) para arrancar un programa piloto con el que las franquicias puedan ahorrar hasta 20 por ciento del costo de la energía eléctrica. Este programa fue anunciado hace pocas semanas y Navarro lo echará a andar en el primer trimestre de 2016. Si lo dejan, claro. La hipótesis es que las franquicias gastan mucho en energía eléctrica pero que juntas, como asociación, tendrían una palanca mayor para negociar con las nuevas empresas generadoras de electricidad que está arrojando la reforma energética.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
AMLO vis-à-vis Stalin
El pensamiento político de Daniel Servitje
Y si me tachan de neoliberal… que me pongan a encabezarlos