Opinión

Esto sigue

    
1
  

    

Sismo CDMX

A una semana de uno de los terremotos más fuertes que se han registrado en Ciudad de México, es necesario recuperar cierta normalidad, sin olvidar que habrá que hacer un esfuerzo adicional para recuperar lo perdido. Permítame por ello hacer un recuento rápido de lo que creo que ha ocurrido y está ocurriendo en el mundo que debe interesarnos.

Primero, de forma casi coincidente con nuestra tragedia, María desoló Puerto Rico. La situación en la isla parece ser verdaderamente seria, y el presidente de su país asociado, Donald J. Trump, no se ha dignado a reconocerla. Así como nunca consideró el terremoto del 7 de septiembre en México, y apenas puso un tuit para referirse al del 19, en el caso de Puerto Rico sólo mencionó cuando se acercaba el meteoro, pero después prefirió crear un conflicto con los atletas de futbol americano y basquetbol. A eso dedicó los últimos cuatro o cinco días, mientras los puertorriqueños sufrían para sobrevivir. Lo único adicional que hizo fue elevar el conflicto con Corea del Norte a un extremo desconocido, y anunciar que piensa denunciar su tratado con Irán, en una muestra más de lo poco que vale la palabra del presidente de Estados Unidos, que ya canceló el TPP y se retiró del Acuerdo de París. En vía de mientras, el gobierno de Corea del Norte considera que ya ha sido declarada la guerra.

En Alemania, Angela Merkel refrendó su posición, pero con un porcentaje menor de votos y una ruptura de la gran coalición con los socialistas (que obtuvieron su peor votación desde la posguerra). Por si fuese poco, la Alternativa por Alemania (AfD), un grupo populista de ultraderecha (o más claramente, un grupo en contra de la migración), logró una votación inusitada, cercana a 13 por ciento, que le permite tener posiciones en el Bundestag. Para gobernar, Merkel requiere una coalición con los Verdes y los libertarios, que no será fácil de construir ni de administrar. En Alemania le dicen la 'Coalición Jamaica', por los colores de los partidos: negro, verde y amarillo. Han circulado mapas de la votación que indican que los lugares ganados por la AfD son aquellos donde los nazis obtuvieron mayor proporción de votos en los años treinta, pero también es la región que estuvo bajo control soviético durante cuarenta años. Es la zona Junker que tanto trabajo costó a Bismarck hace ya 150 años.

En los dos extremos del Mediterráneo hay intentos independentistas. Los kurdos, que ocupan una región en Siria, Turquía e Irak, llevaron a cabo un referéndum ayer para apalancar su intento, muy antiguo, de crear un país separado. Eso no es aceptado por ninguno de los tres países mencionados, y es muy probable que haya violencia, que se sumará a la que durante varios años produjo el intento de Califato en esa región. Al momento de escribir esto, ya había movilización de tropas hacia el Kurdistán.

En el otro extremo, los independentistas catalanes promueven un referéndum para este domingo 1 de octubre, que ha sido rechazado por las cortes españolas. Los políticos que impulsan este proceso han actuado de forma irresponsable, me parece, buscando el martirologio que tanto ayuda en las posiciones populistas hoy de moda. Tipo desafuero, pues. Detrás de ellos, también es mi impresión, está el intento de cubrir a la familia Pujol, que por décadas actuó como bisagra del sistema político español, para acumular una fortuna que se mide en miles de millones de euros. Pero una vez que el sentimiento 'nacionalista' arranca, todo se complica.

Un mundo en mala situación, por donde se le mire. Ánimo.

Profesor de la Escuela de Gobierno, Tec de Monterrey.

Twitter: @macariomx

También te puede interesar:

Justa medida
Una oportunidad
Gran solidaridad