Opinión

Esto cuesta la luz de los árboles en Reforma

    
1
  

  

ME. Medio millón por iluminar árboles en Reforma.

Las tarifas eléctricas para la industria y el comercio bajan desde hace un año, pero hay un sector que a diferencia de las empresas sí enfrenta un incremento en el precio de la luz: las ciudades.

Por eso durante junio, prender cada día sólo las luces de colores de los árboles en Paseo de la Reforma nos costó unos mil 414 pesos, 42 mil pesos por mes y más de medio millón al año.

Parece poco para una avenida de ese tamaño, pero lo relevante en este caso es que nos cuesta 4.4 por ciento más que en 2014. Eso es un aumento superior a la inflación.

¿No lo convence? Piense en que la tarifa de alumbrado público para todos los municipios, sin contar a Guadalajara o Monterrey, subió 9.3 por ciento, también en un año contado hasta junio.

Pausa para quienes gustan de hacer cuentas: según el Gobierno del DF, hace dos años instalaron 710 puntos de luz LED multicolor de 50 watts en los camellones. Eso es igual a un consumo diario de 426 kilowatts hora. Multiplique el consumo de esos foquitos durante 12 horas diarias por los 3.32 pesos que cobró la CFE por cada kilowatt hora y ahí está: mil 414 pesos por día. Hasta ahí con el espacio para los actuarios.

Vamos al punto. La empresa productiva del estado que comanda Enrique Ochoa Reza revisa cuentas con los alcaldes. No sólo les subió la tarifa, cobran fuerte a municipios de Baja California, Veracruz, Chiapas…

El proceso parece entregar resultados. A junio, los ingresos de la CFE por alumbrado público crecieron 6.7 por ciento. Eso es más que la inflación.

¿Hace bien la CFE? Sí. La CFE debe cobrar por la electricidad que nos cuesta a todos. La aparente irresponsabilidad de alcaldes que sólo duran en su puesto tres años disparó la cartera vencida de los municipios ante la empresa energética.

Una probadita en cuchara: Hace exactamente un año, el dirigente estatal del PRD en Tabasco, Candelario Reyes, advirtió de que ante los altos precios de la electricidad, a partir de septiembre de 2014, los nueve municipios de extracción perredista y el comité directivo de su partido en la entidad, dejarían de pagar la luz. Hoy quizá iluminan el territorio con candelas.

Según Fitch, a cargo de Eugenio López, en este país que muestra siempre una iglesia frente a cada iluminada plaza de pueblo, un diez por ciento de los gastos municipales se van en el pago de “la luz” y no tienen dinero para financiar la modernización de los focos de las calles, por lo que no pueden bajar ese gasto.

La misma calificadora confirmó algo que cae en tierra de nadie: la tarifa eléctrica de alumbrado público de los municipios y ciudades es la más cara. Así, nomás.

La CFE tiene razón en cobrar. Es en el matiz precio en donde puede haber bases para un pleito que necesariamente enfrentará: el rechazo a pagar por parte de alcaldes que prefieren otros usos para el dinero del erario.

1
EVIDENTE: Puebla a 80 minutos

Vía rápida. Pinfra, la versión depurada de Tribasa, mandó a la extinción a las constructoras y ahora compite en el negocio financiero de las concesiones, como esta vía elevada que así lucía el viernes, misma que conectará a Puebla con el DF en 2016 y que usarán quienes paguen cuota a la empresa.

Twitter: @ruiztorre

Pinfra

También te puede interesar:
La Ronda Uno nos dejó un dólar a $16
'El Chapo' contra el petróleo
El boleto de Alfa para la Ronda Uno