Opinión

El miércoles, los 21 paquetes de licitación del aeropuerto de la CDMX

 
1
 

 

AICM (Tomada ASA)

Nunca antes el discurso entre el presidente de la República, el Secretario de Hacienda y el responsable de la instrumentación de Política Pública Pro-Pymes y emprendedores había sido tan claro y tan coincidente. La lógica señalaría que no podía ser de otra manera pero en los sexenios anteriores las posiciones no parecían coincidir según señaló la práctica y sobre todo los resultados.

Pero una cosa es que los discursos coincidan como nunca antes y otra que en el contexto de las actuales reformas estructurales se haya aprovechado el escenario para impulsar la participación de las Pymes de manera clara y deliberada. En esto nos han quedado debiendo aunque pueden enmendar con el aeropuerto de la CDMX parte de la plana.

El director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Manuel Ángel Núñez Soto, economista y político priista que domina cuatro idiomas, está al frente de la obra del sexenio que encabeza Enrique Peña Nieto.

Después de desatinos en materia de infraestructura, más vale que lo del aeropuerto de la CDMX sí salga y lo haga sin sobresaltos ni descalabros.

Pero afirma Manuel Ángel que el proceso se conducirá con transparencia y procurando que, en lo posible, siempre haya Pymes mexicanas involucradas en esta magna obra que tendrá un costo estimado originalmente en 169 mil mdp.

Pocos saben que a la fecha se han hecho más de 400 pruebas de fondeo y que se han llegado hasta poco más de 80 metros para conocer con precisión la calidad de la tierra para diseñar la estrategia de cimentación.

Desde el año pasado y a la fecha se han realizado nueve pruebas de carga con información diaria que se valora para conocer la mejor alternativa de cimentación en terrenos blandos.

Hay especialistas, los mejores especialistas en suelos del mundo, trabajando en este proyecto y son los ingenieros mexicanos que han llevado la directriz de liderazgo en este punto que parece ser el central para que todo se desarrolle como debe de desarrollarse. Lo reconocen incluso los extranjeros.

Disponibles a la fecha en proceso de evaluación se encuentran nueve distintas tecnologías para aplicar la que resulte más conveniente o incluso combinación de algunas en este enorme terreno que implica el tener una terminal que tiene una extensión de punta a punta de 1.4 kilómetros para desplegar pistas que tendrán una extensión de cinco kilómetros de largo por 60 metros de ancho.

De las nueve opciones de cimentación o tecnologías para iniciar los procesos constructivos, tres serán valoradas para las pistas y dos para los edificios o terminales.

Para agosto se espera la decisión. Los especialistas mexicanos, surgidos de la UNAM, vienen tanto del Instituto de Ingeniería de la Universidad como de la Facultad de Ciencias. El reto es estimado tanto por nacionales como por extranjeros como de 'nivel extremo'.

Aparte de este grupo de especialistas nacionales y extranjeros está un panel de especialistas independientes. En conjunto los involucrados y los 'independientes' harán posible que el plan maestro de esta obra mayúscula se concrete a finales de este mes.

El aeropuerto iniciará con 50 millones de pasajeros al año y concluirá con una atención a 120 millones. Para cuando inicie el proceso de construcción se habrán anunciado 21 paquetes de licitación que serán dados a conocer en lo general el miércoles 8 -pasado mañana- para que los posibles interesados se vayan preparando para presentar sus propuestas.

Esto lleva como propósito que los interesados se preparen y no se piense que hay dados cargados en las licitaciones que se hagan. Se procurará también que haya una participación importante de Pymes constructoras. Hay un plazo de dos meses entre este anuncio y lo que sea publicado en Compranet.

Uno de los asuntos más relevantes es lo que refiere al impacto hidráulico que implica este mega reto de construcción del aeropuerto. En el lecho del exlago está involucrado el paso de 11 ríos que tendrán que ser reencausados y tendrá que hacerse un trabajo especial para que existan garantías de que las lagunas de regulación no sean afectadas, así como las vías que tomen las aguas negras. Todo esto independientemente de que toda el agua que sea involucrada en el funcionamiento del aeropuerto será tratada.

Lo importante es que en esta obra se está cuidando que haya el mínimo impacto en el ambiente. De hecho ya se reconoce la intención de que tenga una 'huella ambiental neutra'.

Se pretende garantizar que se eliminen totalmente los malos olores como ahora lamentablemente sucede sobre todo en la terminal dos del actual aeropuerto. Se habrán de instalar 150 kilómetros de colectores y se construirán 24 plantas de tratamiento de agua. La capacidad de almacenaje se estima en 39 millones de metros cúbicos.

Paralelamente se ha iniciado ya un proceso de reforestación. Un total de 248 hectáreas serán reforestadas y se articulará un perímetro de entre dos mil y cinco mil metros para hacer de esta zona una de las más forestadas de la ciudad.

Pero todo lo anterior tiene que regirse bajo un parámetro que tiene claro Manuel Ángel Núñez Soto, nacido en Actopan. El compromiso es que el aeropuerto tenga un componente nacional de 70 por ciento y el 30 restante satisfecho mediante importaciones. En ese término va su apuesta y su voluntad política.

El proyecto será financiado principalmente mediante la colocación de bonos del proyecto, que no involucran deuda soberana.

La construcción de la primera parte habrá de durar cinco años por lo que el actual presidente de México tendrá que ser invitado a la inauguración pero ya no cortará el listón de lo que inició como mandatario.

En estos niveles, las obras no son construcciones sencillas. El aeropuerto de DOHA tuvo una duración de construcción de 16 años y el de Abu Dabi de nueve.

Pero eso no es lo más importante, sino el impacto que pueda tener esto en la generación de empleo y la riqueza que derivará del reto. Se estima factible pensar en la creación de 160 mil empleos durante su construcción y más de 600 mil nuevas fuentes de trabajo para cuando opere.

El solo hecho de la construcción implica complicaciones importantes porque no hay tal cantidad de mano de obra calificada como para poner en funcionamiento la maquinaria de construcción de la nueva sede aérea. De ello podremos escribir con calma en otra ocasión.

Correo: direccion@universopyme.com.mx

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
Programas propymes en el Presupuesto base cero
541 mercados públicos, a procesos de modernización en el DF
Pyme renueva red de agua potable o drenaje sin destrozos de avenidas o calles