Opinión

¿Estás listo para transmitir tu riqueza?

 
1
 

 

Riqueza

Nunca he visto un camión de mudanza detrás de una carroza; lo poco o mucho que hayamos acumulado en activos se quedará para la familia. Un error frecuente es pensar que al morir los demás se pondrán de acuerdo de una forma 'civilizada', pero cuando hay dinero de por medio regularmente los ánimos se exacerban y provocan pleitos que terminan con abogados y desunión.

Es fundamental tener un plan de transmisión adecuado, sobre todo si estamos hablando de recursos cuantiosos. A continuación les presento algunos puntos a tomar en cuenta.

1.- Como los hijos tienden a repetir los errores de los padres, lo primero es administrarnos bien y comunicarlo para generar aprendizaje. En caso de una equivocación vale la pena admitirla para que todos aprovechen la experiencia. Es conveniente incluir a la familia en las decisiones trascendentes.

2.- Un aspecto básico es tener los papeles en regla y elaborar un testamento notariado para evitar discusiones posteriores.

Mantener en secreto lo que se tiene es un inconveniente serio. Debemos dejar claro e identificados los títulos de propiedad, los activos financieros y los seguros.

3.- Si los montos son considerables, es importante que estén capacitados para su manejo y eso implica que desde jóvenes entiendan la responsabilidad e inclusive fomentar el estudio de las finanzas para evitar los engaños o el despilfarro.

4.- Si existe un negocio en el patrimonio, es imprudente esperar a morir para involucrar a la familia. En la medida de lo posible promueva que los hijos se apasionen de la empresa para que puedan continuar. De lo contrario, considere la administración de un profesional y la participación de los herederos en el consejo.

5.- En términos de eficiencia y suponiendo que los hijos trabajen en el negocio familiar, hay que tener cuidado de no alargar innecesariamente el liderazgo de una generación y transmitirla a la siguiente antes de la muerte.

Para ello es necesario hacer una estrategia para pasar la estafeta y garantizar la estabilidad económica y anímica de los padres que se desprenden del control.

Por más equitativo que uno quiera ser, puede ser juzgado de parcial a la hora de tomar las decisiones sobre quiénes deben asumir la mayor responsabilidad en la dirección de los dineros. Lidiar con la culpa es parte del reto de entrar a este tema de la transmisión de la riqueza y para ello se pueden aprovechar las herramientas disponibles. 

Twitter y Facebook: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Quieres ser rico? Aprende a manejar la abundancia
¿Qué relación crees que existe entre Rafa Márquez y tus finanzas personales?
Estos ‘retos’ sencillos ayudarán a que mejores tus finanzas...