Opinión

Estados Unidos quiere
100 millones de turistas

Estados Unidos no es el país que más turistas recibe, pero a pesar de esto desde hace años sí es el que más dinero capta por este concepto. Durante mucho tiempo otras naciones como Francia y España lo superaron en cuanto a cantidad de visitantes, pero poco a poco ha ido escalando posiciones hasta llegar a ser el número dos.

Recientemente, la Organización Mundial del Turismo (OMT) dio a conocer su barómetro, que informa lo que sucedió a nivel global en materia de turismo en 2013, y ahí nos enteramos que la Unión Americana mantuvo la segunda posición en el ranking de llegadas de turistas internacionales, con casi 70 millones, lo que le significó un crecimiento de 4.7 por ciento, ligeramente por debajo de la media mundial, que fue de 5.0 por ciento. La OMT determinó que el único país que los superó fue Francia, a pesar de que todavía no cuenta con el dato preciso de esa nación, pero con base en que en 2012 los galos registraron 83 millones de turistas.

Con esta misma tendencia, Estados Unidos mantuvo el liderazgo en captación de divisas turísticas, con 140 mil millones de dólares (mdd) y un crecimiento de 9.2 por ciento, muy lejos del segundo lugar: España, que únicamente captó 60 mil mdd. Francia ocupó el tercer sitio con 56 mil mdd.

Y a pesar de que la diferencia de alrededor de 13 millones de turistas que separa a Estados Unidos del primer lugar es bastante ancha, los estadounidenses se han preparado para dar la batalla y en el mediano plazo arrebatarle la cima a los franceses. ¿Si actualmente se llevan 12 por ciento de todo el dinero que los turistas gastan por el mundo, por qué no pensar que también pueden ser el destino preferido de todo el orbe?

Alfredo González, vicepresidente senior de Desarrollo de Mercado Mundial de Brand USA (equivalente a la Secretaría de Turismo que tenemos en México), comenta que este organismo fue creado hace apenas cuatro años por el presidente Barack Obama, con la consigna de trabajar para que en 2020 lleguen a la meta de 100 millones de turistas. En 2009, Estados Unidos recibió a 55 millones de viajeros, lo que significa que únicamente les dio una década para casi duplicar esa cifra.

Les puso la vara alta, pero también les dio armas con qué pelear. Les dotó con un presupuesto de recursos fiscales por 100 millones de dólares anuales, pero no pueden disponer de este dinero hasta que los empresarios del ramo no pongan otra cantidad igual de manera mixta: 25 mdd en efectivo y el resto en especie: cuartos de hotel, boletos de avión, comidas, etc., que utilizan como apoyos en su trabajo de promoción.

En retribución a aquellas compañías que colaboran, de los 125 mdd que junta en efectivo, Brand USA está obligada a invertir en ellas 30 millones en ayuda publicitaria.

El gasto corriente de esta oficina, más lo que invierte en relaciones públicas y publicidad, asciende a 70 mdd al año, por lo que aún les sobran 25 millones para los extras.

Estos fondos les alcanzan para mantener 110 oficinas alrededor del mundo, incluyendo una en Canadá (su principal cliente), una más en Brasil (que en Sudamérica se cuece aparte) y otra en México (su segundo emisor de turistas, con 20 por ciento), desde donde también atienden a Centroamérica.

En su camino para alcanzar la meta trazada por Obama, pronto atacarán frontalmente al Cono Sur, para buscar conquistar los mercados de Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, para lo cual abrirán una oficina en Buenos Aires o Santiago; así como una más en Colombia, con miras al mercado andino, que incluye a Bolivia, Ecuador y Perú.

Está claro que no porque el presidente de Estados Unidos lo haya ordenado, a fuerzas llegarán a los 100 millones en el plazo marcado. Pero también está claro que González y sus jefes cuentan con recursos suficientes y una sólida estrategia para en el largo plazo alcanzar su objetivo. La planificación a futuro, más allá de los ciclos de gobierno, suele dar buenos resultados.

Correo: garmenta@elfinanciero.com.mx