Opinión

Establecimiento permanente en México de operaciones en la cadena de suministros

Luis Ricardo Rodríguez

Socio de Ubicación y Expansión de Negocios
de KPMG en México.

asesoria@kpmg.com.mx

Visita: www.delineandoestrategias.com


De acuerdo con la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), un residente en el extranjero puede constituir un Establecimiento Permanente (EP) en México cuando opere en el país a través de un agente dependiente o independiente si, en este último caso, dicho agente no actúa en el marco ordinario de su actividad.

Además de esquemas en los que residentes en el extranjero mantienen relaciones de carácter jurídico o económico con empresas que llevan a cabo operaciones de maquila en México, existen otros supuestos en los que la propia LISR reconoce que no se considera que se constituye un EP, como es el caso en donde tiene lugar la utilización o el mantenimiento de instalaciones con el único fin de almacenar o exhibir bienes o mercancías pertenecientes al residente en el extranjero.

A diferencia de lo que prevé la LISR, la mayoría de los tratados fiscales que México tiene celebrados con otros países observan como un caso de excepción a la constitución de un EP el uso de instalaciones con el único fin de almacenar, exponer o entregar bienes o mercancías pertenecientes al residente en el extranjero. Esto es, los tratados fiscales consideran como un caso de excepción, no solo el almacenamiento o exhibición de bienes, sino también su entrega.

Sin embargo, la redacción de esta excepción prevista en los tratados fiscales debiera leerse en el sentido de que, si se realiza más de una de las actividades descritas (almacenamiento, exposición y entrega de bienes), el residente en el extranjero pudiera estar ante la constitución de un EP en México y, por lo tanto, pagar impuestos en el país como cualquier otra persona moral mexicana.

A este respecto, el 13 de agosto de 2013, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) publicó en la sección de “Novedades” de su página de internet, un aviso en el que da a conocer que con motivo de los esquemas en los que residentes en el extranjero realizan ciclos de negocios en México a través de partes relacionadas que actúan como sus agentes económicos, sin considerar la constitución de un EP y, en consecuencia, no pagan las contribuciones vinculadas con dichos ciclos de negocio (cadena de suministro o supply chain), implementará un programa de auditorías con el propósito de verificar el debido cumplimiento de las disposiciones fiscales. Esto, como parte de la misión del SAT en la promoción del correcto cumplimiento de las obligaciones fiscales.

Cabe señalar que el concepto supply chain comprende la utilización de pedimentos virtuales de transferencia de mercancías con claves V1 y V5, así como la prestación de servicios al amparo del programa para el Fomento de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX) -almacenaje y distribución, entre otros-.

Los pedimentos virtuales con clave V1 se utilizan entre empresas con Programa IMMEX para la transferencia de mercancías importadas temporalmente, mientras que las operaciones virtuales con clave V5 se llevan a cabo por empresas con Programa IMMEX que cuentan adicionalmente con registro de empresa certificada bajo el Rubro L “Nuevo de Esquema de Empresa Certificada” que, a su vez, entregan mercancía a compañías en México que no cuentan con Programa IMMEX.

Cabe destacar que la utilización de pedimentos con clave V5 trae aparejada la correspondiente venta de mercancía por un residente en el extranjero a la empresa sin Programa IMMEX que recibe la mercancía.

Asimismo, es importante señalar que los distintos tipos de servicios autorizados para llevarse a cabo por las empresas con Programa IMMEX, se encuentran detallados en el Anexo 3.2.9 del Acuerdo por el que la Secretaría de Economía emite reglas y criterios de carácter general en materia de comercio exterior, siendo algunos de los más recurrentes los siguientes:

• Abastecimiento
• Almacenaje o distribución de mercancías
• Clasificación
• Inspección
• Prueba o verificación de mercancías
• Reparación
• Retrabajo o mantenimiento de mercancías
• Bordado o impresión de prendas
• Reciclaje o acopio de desperdicios

Por esta razón, es importante que las empresas multinacionales o residentes en el extranjero que tengan un esquema de negocios que involucre la utilización de un agente económico en México, revisen dicho esquema y adopten las medidas necesarias para evitar cualquier contingencia en materia fiscal o de comercio exterior, frente a una posible revisión por parte del SAT.