Opinión

España en jauja en 2017

 
1
 

 

   [De acuerdo con PwC, el crecimiento de España no superará el 2% anual del PIB/Reuters] 

Quién habría imaginado que, tan sólo unos años después de una de las peores crisis económicas de su historia reciente, España se habría de recuperar con solidez y vigor, convirtiéndose desde el año pasado en uno de los países de la Eurozona con mejor desempeño. En 2016 la economía de España creció 3.2 por ciento y para este año los pronósticos apuntan a un sólido 2.6 por ciento. De hecho, de acuerdo al Fondo Monetario Internacional, España crecerá consistentemente alrededor de 2.0 por ciento durante los siguientes tres años.

Uno de los problemas más persistentes en la economía española es el desempleo, particularmente entre los jóvenes. Pero es un problema que disminuye notablemente. Los programas de ayuda al empleo juvenil están dando resultados, y en semanas recientes hay promedios de hasta 500 jóvenes al día inscribiéndose en los registros laborales.

Asimismo, se reporta que 80 por ciento de los jóvenes que consiguen un trabajo formal en la Zona Euro lo hacen en España.

En una entrevista reciente el ministro de Economía, Luis de Guindos, hizo algo que pocos se atreverían: dijo que el crecimiento de al menos 2.5 por ciento del PIB español para este año “está garantizado” —no recuerdo una declaración similar en México—. De Guindos se reunió ayer con una asociación de periodistas. Según reportes, aseguró ahí que el Brexit no tendrá un impacto directo sobre España, porque el Reino Unido es un socio clave de ese país. Asimismo, apeló al “sentido común” de los diputados españoles para los presupuestos del gobierno, que presentará pronto.

La deuda pública de España es muy elevada, pero a pesar de su carga, el gobierno de Mariano Rajoy ha sido muy disciplinado, y está reduciendo el déficit fiscal. España requiere crecer a buen ritmo y continuar en su disciplina para elevar la recaudación y continuar su camino de consolidación fiscal. Digamos en pocas palabras que, en estos años, Rajoy fue el cirujano que desempeñó una cirugía a profundidad, mientras que Luis De Guindos fue el anestesiólogo que mantuvo con vida al paciente, que ya se está recuperando. La salud total llegará en unos años.

España ya emergió de su década perdida. Sus bancos globales están fuertes y, a pesar de que el país tuvo tragos amargos con algunas cajas de ahorro, el gobierno de Rajoy evitó una crisis descomunal. La economía está de nueva cuenta a flote.

España es claro ejemplo de que las sociedades deben resistir al populismo. Es verdad que en ocasiones el dolor de ciertas medidas económicas parece irresistible; pero más vale soportar unos pocos años de austeridad, que echar por la borda la prosperidad de una o dos generaciones enteras. Ojalá aprendamos en México algo de ello.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Por un México sin autogoles
El medio Iron Man viviendero de Urbi
La estrategia de Nestlé México en 2017