Opinión

¡Esa es disciplina!

  
1
      

       

Alfredo del Mazo

Muchos decían que era imposible por el parentesco, pero no lo fue. Alfredo del Mazo será el candidato de unidad del PRI, a pesar de que propios y extraños lo veían difícil por la baja popularidad del presidente Enrique Peña Nieto.

Pero sin lugar a dudas los astros se han ido acomodando para que la tercera generación de los Del Mazo llegue al poder en el Estado de México. En 1945 su abuelo, del mismo nombre, fue gobernador, y después su padre en 1981.

Primero, por causas aún no explicables se reventó la alianza PRD-PAN; en segundo término, es innegable que los ataques del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han provocado un sentimiento de unidad entre todos los mexicanos que parecen borrar las ofensas de los gasolinazos y la corrupción.

Sin duda que la unidad que se está dando de todas las fuerzas políticas y los representantes de todos los niveles de gobierno y los poderes en torno al presidente de la República beneficiará a Del Mazo. Y en esta montaña rusa a la que nos subió Trump, los cuatro meses que faltan para la elección en el Estado de México son muy poco tiempo para que hayamos salido de la pesadilla.

Pero además el PRI mexiquense, que es la joya más acabada de todas las prácticas del priismo, demostró que la disciplina y la unidad no están en duda.

De muy buena fuente sabemos que quienes aspiraban a la candidatura ya empezaron a reunirse con sus equipos cercanos para respaldar al precandidato Alfredo del Mazo. Desde luego, esto también habla del liderazgo del gobernador Eruviel Ávila, muy enfocado a mantener esa entidad.

El gobernador mexiquense, quien presionó hace seis años con ser candidato de oposición en caso de que no lo nominaran, tuvo un gran gesto con quien desde entonces buscó la gubernatura: Alfredo del Mazo.

TRES MESES SIN DUARTE
Javier Duarte, el prófugo exgobernador veracruzano, ha resultado más listo que El Chapo Guzmán y ha puesto en duda la credibilidad del propio secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, quien hace tres meses presumió: Si detuvimos al Chapo, también vamos a detener a Duarte.

Como se recordará, el presidente Peña dijo en una entrevista de prensa que encargó a Osorio Chong vigilar al Chapo, pero se le fugó. Muchos pidieron la cabeza del secretario Osorio, pero sobrevivió y la recaptura le dio permanencia en la contienda por la presidencia en 2018.

Ahora Duarte lo vuelve a poner en un brete. Efectivamente, si detuvieron al Chapo Guzmán, un hombre con todos los recursos para fugarse de la ley, y no detienen a Duarte, estamos autorizados a pensar que resulta extraño que no lo hagan. ¿O lo están protegiendo o Duarte sabe demasiado?

DERECHO A LA MUERTE DIGNA
A punto de que terminen los trabajos, los constitucionalistas tienen que recordar que el texto debe estar absolutamente cuidado, para evitar que todo el trabajo se desacredite con acciones de inconstitucionalidad.

Como señala el senador Enrique Burgos, cualquier cosa que sea contraria a la Carta Magna “sería inconstitucional, ahora el esfuerzo es que no caigamos en el riesgo de que la Suprema Corte, por alguna acción de constitucionalidad, diga que los constituyentes no hicieron su tarea”.

Y por ello, el senador considera que en la primera Constitución de la Ciudad de México sería importante que el primer derecho fuera a la vida.

Y yo considero que el segundo derecho debería ser a una muerte digna con todo lo que ello implica, sin menoscabo. Porque hemos aumentado la cantidad de años, pero no necesariamente implica la calidad de vida.

Twitter: @ginamorettc

Correo: georgina.morett@gmail.com

También te puede interesar:
Constitución, sin fuero
PAN y PRD, a favor de Atlacomulco
​Videgaray, político pragmático