Opinión

Es muy fácil sembrar
el temor

 
1
 

 

INE

La creación en 2013 del nuevo Instituto Nacional Electoral (INE) hacía pensar que, cuando menos, se tendría el fortalecimiento de las libertades constitucionales en el espacio electoral. No ha sido así.

Grave traspié tuvo el INE en la construcción de la democracia en México con la emisión de los Lineamientos Generales que se “recomiendan” a los noticiarios respecto de la información y difusión de las actividades de precampaña y campaña electorales, del 27 de marzo de 2015.

La libertad de expresión siempre está en riesgo por quienes no la entienden o, peor aún, por quienes le temen.

Lo peligroso de los Lineamientos es que sus “recomendaciones” podrán dar sustento, ex post, a la interpretación que el INE dará a la actuación de los medios de comunicación en asuntos electorales. Son criterios para interpretar, resolver y sancionar la actuación de los medios de comunicación. Veamos dos auténticas joyas de los Lineamientos (entre muchas otras):

Deberá existir “…equilibrio en cualquier competencia electoral, entendiéndose éste como la posibilidad de que los actores políticos sean tratados con igualdad de criterio en los espacios informativos dedicados a cubrir el proceso electoral…” ¿Dónde empieza y acaba la “igualdad de criterio”?, ¿quién lo juzga?, ¿qué pasa si un comunicador ejerce su derecho a la crítica y, por tanto, no tiene “igualdad de criterio” respecto de un candidato en particular?

Otro joya: “Queda comprendida en el criterio de equidad la presentación imparcial, neutral y objetiva, a través de una sección o espacio dedicado especialmente a las precampañas y campañas electorales”. ¿En verdad los consejeros del INE creen que alguien puede actuar reiteradamente de manera imparcial, neutral y objetiva”?, ¿qué pasa si un medio de comunicación o un comunicador no quiere actuar así respecto de algún candidato?, ¿cómo debatir si no se puede confrontar a fondo y libremente?, ¿quién juzga la imparcialidad, la neutralidad y la objetividad?

Tres preguntas a los consejeros del INE: ¿creen que después de la emisión de los Lineamientos los medios de comunicación se sentirán más libres para ejercer su derecho a la crítica?, ¿ganó espacio la libertad de expresión?, ¿mejorará el análisis y el debate electoral?

Y una recomendación: la libertad de expresión no se regula ni se interpreta, se le respeta. Con todas sus imperfecciones, ha contribuido determinantemente al desarrollo político de México.

En la Alemania nazi, en la Rusia soviética o en la Venezuela bolivariana el ataque siempre se construye igual: se hace una declaración de principio emotiva a favor de la libertad, pero se acompaña de: a) amplios catálogos de obligaciones necesariamente subjetivas y b) de un ente superior que interpreta el cumplimiento. Así defácil (como lo hizo el INE).

¿Qué clase de campañas quiere el INE: sosas, planas, aburridas, sin debate real, académicas?, ¿de qué mundo salen estas ideas (si es que son de buena fe)? Provocan el alejamiento del ciudadano de los temas políticos donde la reglas electorales se construyen con base en las necesidades de algunos partidos y no de los electores.

Nos gusta recordar a Thomas Jefferson cuando con seguridad decía que prefería tener periódicos sin gobierno a un gobierno sin periódicos.

También te puede interesar:
Por las ramas
Sin barreras
Los usuarios voraces