Opinión

¿Es inminente un alza de Banxico este mes?

 
1
 

 

ME. ¿Apuntalará la autoridad a nuestro peso?

El peso mexicano continúa presionado en un ambiente de elevada incertidumbre sobre la Fed y acortamiento de la brecha Clinton vs. Trump. Así, los mercados financieros ya incorporan una alta probabilidad de incremento en la tasa de política monetaria en la próxima reunión del Banxico, calendarizada para este 29 de septiembre.

¿Es entonces inminente una nueva alza en la tasa de fondeo por parte del Banxico este mismo mes? No lo creo. Sin embargo reconozco que dicha probabilidad se ha incrementado.

Primero que nada, vale la pena tomar en cuenta las características del reciente comportamiento del peso mexicano frente al dólar. En específico, en la última semana acumula una depreciación de aproximadamente 2.7 por ciento frente al dólar, al tiempo que se posiciona como una de las monedas más afectadas por el entorno. Éste se encuentra caracterizado por una alta incertidumbre por las próximas acciones de la Fed con cierto sesgo alcista, el discurso neutro del Banco Central Europeo y los mayores riesgos geopolíticos, en específico los recientes eventos en Estados Unidos y su proceso electoral -la brecha entre Clinton y Trump vuelve a cerrarse y se limita a tres puntos (RealClearPolitics-Encuesta de Encuestas).

No obstante, otros elementos dentro de la función de reacción del Banxico parecen jugar en sentido contrario. Por un lado, recientemente el Banco Central corrigió a la baja su expectativa de crecimiento económico tanto para 2016 como 2017, movimiento congruente con una mayor brecha negativa de Producto, lo que puede notarse en su último informe trimestral (liberado el pasado 31 de agosto).

En la misma línea, la inflación anual se mantiene claramente por debajo de la meta puntual y dentro del intervalo de variabilidad especificado por el Banxico (3.0 por ciento +/-1.0 por ciento), al tiempo que las expectativas de corto y mediano plazos, así como las renegociaciones salariales, se mantienen estables. Más aún, en las minutas de su reciente reunión del pasado 11 de agosto, el Banco Central local subrayaba lo siguiente: "La mayoría de los miembros consideró que, derivado de lo anterior, y tomando en cuenta el incremento del objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día de 50 puntos base determinado en junio pasado, el balance de riesgos para la inflación en el horizonte de tiempo en el que tiene efecto la política monetaria es neutral". Finalmente, los riesgos inflacionarios enlistados tanto en la minuta citada (publicada el 25 de agosto) como en el informe trimestral (31 de agosto) son exactamente los mismos y son presentados de manera balanceada.

Más aún, en términos de política monetaria relativa, tanto la expectativa de mercado como la propia continúa apuntando a que el siguiente incremento de la tasa de la Fed se realizaría hasta diciembre de este año y no durante el mes en curso.

También en contra de la inminencia de un movimiento al alza en la tasa de fondeo este mismo mes se encontraría la ausencia de desorden en el funcionamiento mercado cambiario, el cual continúa operando con volumen y liquidez.

De esta forma, sin duda acepto que la probabilidad de un incremento en la tasa de fondeo por parte del Banxico este mismo mes se ha incrementado sustancialmente (la curva de swaps de TIIE ya descuenta 19 puntos base de incremento); sin embargo, la interacción de los principales componentes de la función de reacción del Banxico no parece alineada en tal sentido. Al menos no hasta este punto.

El autor es subdirector de análisis de mercados financieros locales en la Dirección de Estudios Económicos de Banamex. Las opiniones expuestas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la visión de Banamex.

Twitter: @joelvirgen

También te puede interesar:
Actividad económica, ¿hacia dónde vamos?
¿Peso apuntalado por arriba de 18?
Inflación, ¿déjà vu del 2015?