Propuestas para mejorar la competitividad fiscal y regulatoria de México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Propuestas para mejorar la competitividad fiscal y regulatoria de México

COMPARTIR

···

Propuestas para mejorar la competitividad fiscal y regulatoria de México

22/01/2018
1
 

 

inversión
,

La reforma fiscal aprobada en Estados Unidos y la desregulación empiezan a afectar las decisiones de inversión de las empresas estadounidenses en nuestro país y en otras naciones. Amazon acaba de rechazar la instalación de una de sus oficinas de logística HQ2 que analizaba poner en alguno de los estados de nuestro territorio que estaban concursando.

Diversos organismos intermedios nacionales de la sociedad civil se han pronunciado al respecto, haciendo algunas propuestas de corto plazo que coinciden en por lo menos permitir algunas deducciones que hoy no están permitidas en nuestro régimen fiscal.

La postura de Hacienda es que no hay espacio para reducir la recaudación y aumentar el déficit fiscal y la deuda pública. El esfuerzo que se realizó para amortiguar la caída de más de 800 mil millones de pesos anuales en los ingresos provenientes de Pemex, tanto por la reducción en los precios internacionales de los hidrocarburos, como por la caída en la producción de petróleo, han sido extraordinarios.

El truco de cobrar los remanentes de operación en el Banco de México, que resultan de la plusvalía en la valuación en pesos de las reservas internacionales ante la devaluación del peso, nos ha defendido al fortalecer los ingresos públicos de manera artificial durante los últimos tres años. Pero estos remanentes ya se acabaron. El peso no puede seguir cayendo artificialmente para generar ingresos virtuales. Si bien el concepto de estos remanentes es muy cuestionable, dado que equivale a repartirse dividendos sobre una utilidad no realizada, el manejo de estos 'ingresos' ha sido prudente. No se destinaron al gasto sino a disminuir la deuda pública en 70 por ciento, y el resto se ha ido a incrementar una reserva para contingencias de ingresos futuros.

Todo mundo entiende que es realmente imposible que en una época de elecciones los partidos y el Ejecutivo decidan apoyar en el Congreso una reforma fiscal de gran calado. Pero es evidente que no nos podemos quedar de brazos cruzados, sin hacer nada, esperando que la próxima administración corrija las aberraciones que hoy existen en las leyes fiscales vigentes.

Tanto el IMEF como el Instituto Mexicano de Contadores Públicos y el Consejo Coordinador Empresarial recomiendan hacer deducibles las inversiones en activos fijos, permitir la plena deducibilidad de las prestaciones sociales, corregir las distorsiones que inhiben la entrada a bolsa de las empresas y las que impiden el ahorro de largo plazo. La Secretaria de Hacienda tiene las facultades para que mediante decretos se puedan concretar estas medidas. Y no se puede negar que en el gasto corriente sigue existiendo espacio para tener un gasto mucho más eficiente, en los tres poderes y en los tres niveles de gobierno.

Una reforma de mayor envergadura puede y debe realizarse en el segundo semestre. Es una responsabilidad de esta administración y de todos los partidos políticos. Podría convocarse para julio a una convención fiscal, que permita concretar una propuesta amplia del lado del gasto y del ingreso, que pueda ser la base del paquete fiscal 2019.

Entre el primero de julio, que son las elecciones, y el primero de septiembre que iniciará la nueva Legislatura, se tiene un tiempo precioso en donde debieran de determinarse la composición de las comisiones, para evitar lo que sucede todos los inicios de sexenio en donde se pierden dos o tres meses en la integración y organización de las comisiones, de tal suerte que en septiembre ya pueda funcionar el Congreso.

La inseguridad y la corrupción como factores inhibitorios de la inversión superan ampliamente a la incertidumbre sobre el TLCAN y a la inquietud política. ¿Que podemos hacer para mejorar el Estado de derecho?

La lentitud de las autorizaciones del gobierno para que arranquen los proyectos de inversión en distintos sectores, la sobrerregulación y la burocracia excesiva son otro obstáculo para los negocios, y representan un altísimo costo que le resta atractivo a las inversiones.

Presidente de Bursamétrica.

Twitter: @EOFarrilS59

También te puede interesar:
El contraste entre el optimismo global y la debilidad de la economía mexicana
Pronósticos para la economía mexicana en 2018
Los 10 principales pronósticos para la economía mundial en 2018

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.