La economía mexicana presenta recuperación al tercer trimestre
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La economía mexicana presenta recuperación al tercer trimestre

COMPARTIR

···

La economía mexicana presenta recuperación al tercer trimestre

01/10/2018
Actualización 01/10/2018 - 13:50

E l INEGI reportó recientemente las cifras de julio, en las que se observa una milagrosa recuperación en la actividad económica. Con nuestro indicador IBAM podemos estimar con un buen grado de acierto cómo vendrá el dato de agosto. En el mismo vemos que la recuperación persiste, por lo que pensamos que las cifras de los siguientes meses pueden seguir siendo positivas. Ante esto, estamos revisando al alza la estimación del crecimiento del PIB al tercer trimestre, de la que el INEGI nos dará un adelanto a finales de este mes.

Analizando los datos desestacionalizados, el IGAE presentó en el primer mes del trimestre que acaba de concluir, un incremento real de 2.77 por ciento anual con relación a igual mes de 2017. Cifra similar a nuestra estimación del 2.67 por ciento anual. Al interior del mismo, por grandes grupos de actividades, las terciarias (mercado interno) tuvieron un alza de 3.6 por ciento, las primarias de 1.8 por ciento y las actividades secundarias avanzaron 1.2 por ciento a tasa anual.

En este último sector se destaca que la construcción y la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final crecieron 4 por ciento anual, las industrias manufactureras avanzaron 2 por ciento. En contra de este favorable desempeño, la minería, en donde se incluye a la extracción de petróleo, descendió 7.1 por ciento anual, afectado por el desplome del 16 por ciento anual en la producción de Pemex.

Para el pasado mes de agosto, nuestro indicador IBAM se ubicó en 213.99 unidades, reflejando un incremento del 4.17 por ciento nominal anual, lo que implica que la economía en su conjunto mostró cierta aceleración.

El subíndice industrial observó una aceleración en agosto, al crecer en 4.07 por ciento anual. La producción de Pemex, que ya le mencionamos, bajó más que en el mes previo. La producción industrial de los Estados Unidos presentó una ligera aceleración respecto del mes previo. La producción automotriz creció en 0.38 por ciento anual vs. una caída del 3.68 por ciento de junio. Las exportaciones no petroleras aumentaron 12.39 por ciento anual, después de subir al 8.74 por ciento anual, en julio pasado.

En este mes el subíndice de servicios muestra estabilidad en términos anuales, a un ritmo del +2.16 por ciento tras de aumentar en 1.89 por ciento anual en julio. Al interior del mismo sobresalen las ventas de la ANTAD a tiendas comparables y en términos reales estancándose. Las ventas de automóviles en el mercado doméstico presentan una debilidad similar (-5.28 por ciento anual vs. -6.39 por ciento anual en Junio). Un factor que junto con el empleo favorece al mercado interno es el dinamismo de las remesas familiares que estimamos aumentaron en agosto a un ritmo estimado del 12.8 por ciento anual, en términos de dólares, variación mayor a la de julio (vs. +10.25 por ciento anual). El mercado laboral continúa incrementando los puestos de trabajo en el mercado formal, al observarse un incremento del 4.13 por ciento anual en el empleo formal en el IMSS. Como un indicador de las expectativas, el Índice de Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores cayó en agosto en 3.25 por ciento anual, frente a un decremento del 2.58 por ciento anual de junio, afectado por la incertidumbre en torno al TLCAN y a la política económica del próximo gobierno electo.

Llama la atención este crecimiento, si añadimos al análisis las cifras recientes de las finanzas públicas en donde se está dando una recaudación muy superior a la planteada en el Presupuesto, y un superávit primario de alrededor de 80 mil millones de pesos, dado un crecimiento del gasto de alrededor del 4 por ciento anual, por debajo de la inflación. Así que el gobierno no es quien esta empujando esta recuperación.

El Banco de México publicó también los datos del financiamiento de la banca comercial al sector privado para el pasado mes de junio. Aquí se ve un crecimiento del 1.8 por ciento anual en el crédito al consumo, más un incremento del 3.8 por ciento en los créditos hipotecarios y una expansión del crédito a las empresas del 10 por ciento anual. La desaceleración en el rubro de financiamiento al consumo nos está diciendo que tampoco es el crédito quien detona este dinamismo.

Con las cifras del IBAM, Bursamétrica estima un incremento en el IGAE del mes de agosto de 2.25 por ciento real anual, con una confianza estadística del 99 por ciento ((r ²) =98.86% / r= 99.43%). En términos mensuales, el IGAE de agosto pudiera presentar una variación positiva de 0.86 por ciento mensual respecto al IGAE de julio. En la producción industrial estamos estimando un incremento del 1.21 por ciento real anual, para el mismo mes, con una confianza estadística del r= 95.96% ((r ²) =92.08%).

Con estos estimados, y bajo cifras desestacionalizadas, nuestro pronóstico de crecimiento para el PIB al segundo trimestre del 2018 es de +2.2 por ciento a +2.3 por ciento real anual. Para todo el año 2018, estimamos un crecimiento del 2.3 real anual, y una contracción del 0.2 por ciento anual para la producción industrial.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.