El modelo económico a debate
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El modelo económico a debate

COMPARTIR

···

El modelo económico a debate

19/02/2018
Actualización 19/02/2018 - 12:37

Terminaron las precampañas y hemos entrado al periodo intermedio entre éstas y las campañas. Algunos sectores de la sociedad civil están planteando defender el 'modelo económico' y proponer una agenda para un México con Mejor Futuro. Es claro que lo que se está percibiendo es el riesgo de que la opción más populista gane las elecciones, y que el nuevo gobierno intente dar un viraje en la política económica hacia las políticas públicas estatistas desastrosas del pasado. Las del viejo PRI, para ser puntuales.

El temor no es infundado, y más cuando se puede ver cómo en otros países los gobiernos populistas y dictatoriales son capaces de destruir la riqueza de una nación en unos cuantos años, y llevar a la sociedad a la carestía y a la miseria extremas; como en Venezuela, el país más rico del planeta en recursos naturales, en donde la pésima conducción de sus gobiernos ha generado una situación humanamente insostenible.

La IP mexicana está preparando una agenda con los candidatos para defender el modelo, consolidar la reforma energética y mantener la estabilidad macroeconómica. Conservar una disciplina fiscal y niveles viables de endeudamiento, así como mantener la independencia del Banco de México. Desarrollar las zonas que se han visto rezagadas en el país y hacer algunas propuestas que permitirán a México hacer frente a la reforma en Estados Unidos.

Al hacer un breve diagnóstico de lo que está pasando en nuestro país, es evidente que esta intención de defender el modelo económico se está quedando muy corta. Los grandes problemas nacionales no se circunscriben al modelo económico nada más, sino al modelo imperfecto de nación que mantenemos en su conjunto. Planteamos aquí los que consideramos serían los 10 ejes básicos de una agenda para un mejor futuro:

1. Estado de derecho: Es la base de la convivencia social. Sólo un Estado de derecho sólido garantiza que las cosas funcionen. Que los contratos se respeten, que los sindicatos se democraticen, que la revelación de cuentas mejore, que no haya impunidad en todo tipo de delitos, que baje la corrupción.

2. Gobernabilidad: Un nuevo régimen de gobierno. Un régimen presidencialista multipartidista es una garantía de ingobernabilidad. El que llega al poder, sin el control del Congreso, tiene altas probabilidades de sufrir una parálisis legislativa crónica. La alternativa: un régimen semiparlamentarista, lo que va mucho más allá que gobiernos de coalición.

3. Desregulación: Hoy en día la sobrerregulación es uno de los principales obstáculos para la actividad económica. Cuántos proyectos en distintos sectores no pueden arrancar por la intervención deficiente de los reguladores. Las reglas no están claras, o no han salido, o te las cambian a cada rato, con costos excesivos para las empresas y con una elevada corrupción.

4. Educación de clase mundial: La reforma educativa se ha quedado muy corta para lo que nuestro país necesita en el mundo globalizado. Y de nada sirve hacer otra reforma si no se instrumenta con contundencia.

5. Salud universal de calidad: Aunque tenemos importantes avances en la cobertura y en la calidad de atención a los derechohabientes, seguimos teniendo diversas instituciones que se traslapan, que funcionan muy deficientemente y con una enorme burocracia.

6. Seguridad: Otro de los principales obstáculos para la actividad productiva es la inseguridad. El crimen organizado no nada más es el narcotráfico. Tenemos una metástasis en la extorsión. El transporte de mercancías en carreteras sufre de asaltos constantes. No puede ser que se detecten 10 mil tomas clandestinas de gasolina y no se haya detenido a nadie.

7. Infraestructura: Un enorme rezago que implica muy altos costos para la sociedad. No es pretexto que el gobierno se haya quedado sin recursos para mejorar la infraestructura en este país.

8. Desarrollar el sistema financiero: Seguimos teniendo un sistema oligopólico, muy sobrerregulado y sumamente subdesarrollado. Sin un sistema financiero eficiente, el desarrollo de la sociedad se ve obstaculizado.

9. Impulsar el desarrollo tecnológico: El desarrollo tecnológico permite incrementar la productividad. Nunca hemos tenido un gobierno que impulse realmente el desarrollo tecnológico y nos haga menos dependientes del exterior y más competitivos.

10. Garantizar un sistema de pensiones eficiente y digno. Uno de los grandes retos del futuro en este país es resolver este enorme problema. El viejo régimen no tiene suficientes recursos para fondear las pensiones en curso del futuro. El régimen de 1997 está mal diseñado y va a generar pensiones raquíticas. La presión sobre las finanzas públicas en el futuro será creciente y crítica.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.