Opinión

Equilibrando la educación y el emprendimiento

 
Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
 

 

Branson.

Pregunta: Estudio ingeniería mecánica, espero graduarme este año, y tengo interés en hacer algo en el sector automovilístico. ¿Debería empezar a trabajar para convertirme en emprendedor ahora, o debería continuar en mi campo de estudio técnico?

_ Harsh Jethani, India

Para la mayoría de las personas, la mayor barrera para el emprendimiento no es una falta de acceso a recursos, apoyo u orientación, sino no poder abandonar un empleo o un curso de estudio para desarrollar más un concepto

Respuesta: Cuando tienes una idea de negocios grandiosa, no hay mejor época que el presente, ni mejor día que hoy, ni mejor momento que ahora mismo. No tiene caso esperar a que se materialice el momento perfecto, porque no lo hará.

Pero, ¿eso significa que deberías abandonar tus estudios y entrar en los negocios? No necesariamente; en ocasiones puedes hacer ambas cosas. Equilibrar una educación formal y el emprendimiento puede significar una increíble experiencia de aprendizaje, en que ambos aspectos trabajen a la par para tener un mayor impacto.

Como quizás hayas leído en esta columna, yo abandoné la escuela para convertirme en emprendedor porque las cosas que estábamos aprendiendo no eran relevantes para mis pasiones o el camino profesional que yo tenía en mente.
Pero, en tu caso, suena a que estás aprendiendo habilidades técnicas importantes que se relacionan con tus intereses. Quizá quieras continuar tu educación para que puedas usar esas habilidades para impulsar tu negocio.

Para la mayoría de las personas, la mayor barrera para el emprendimiento no es una falta de acceso a recursos, apoyo u orientación, sino no poder abandonar un empleo o un curso de estudio para desarrollar más un concepto. Este puede ser un obstáculo difícil: cuando tienes cuentas por pagar y una familia de la cual ocuparte, la idea de enfocarte únicamente en una empresa emergente parecería poco realista.

No tienes que renunciar a tu sueño. Tu mejor opción sería convertirte en emprendedor de medio tiempo. Aunque es probable que tus estudios te estén consumiendo tiempo, también lo consume iniciar un negocio. Algunas de las compañías más exitosas del mundo comenzaron como proyectos colaterales, y sus fundadores trabajaron de noche y los fines de semana para convertir sus ideas en realidad.

Virgin es un buen ejemplo de ello; todos nuestros negocios empezaron mientras estábamos trabajando en algo más. Por ejemplo, hace años, cuando nuestro equipo dirigía Virgin Records, vi una brecha en el mercado de las aerolíneas cuando mi vuelo fue cancelado y tuve que improvisar una solución. Lanzamos operaciones como un proyecto colateral: empezamos en pequeño, con un avión, para ver si había una oportunidad.

En tu caso, Harsh, una empresa emergente podría ser buena para tu educación. Lanzar tu propio negocio requiere que te conviertas en un todólogo. En los primeros días, a menudo eres el jefe de mercadotecnia, operaciones, desarrollo de negocio y tecnología. Cuando lancé mi primer negocio, tenía al menos 10 títulos (dependiendo de con quién estuviera hablando). Trabajar en tantas áreas te permite aprender rápidamente, ampliando tu conjunto de habilidades; algo que indudablemente te hará un mejor estudiante.

Ten en mente que la escuela puede ser un lugar grandioso para encontrar un mentor, particularmente si estás aprendiendo un negocio; algunos de tus maestros podrían estar haciendo malabares con la enseñanza y otro trabajo externo. Cuéntales de tus planes y pídeles consejo.

La ruta del medio tiempo también puede ayudarte a limitar la desventaja. El emprendimiento es una vocación increíblemente riesgosa, tanto que ocho de cada 10 empresas nuevas fracasan en los primeros 18 meses. Si trabajas y estudias al mismo tiempo, te desempeñarás mejor en el salón de clases y en el mundo real.

Trabajamos duro para convertir a Virgin Atlantic en una operadora internacional. Eventualmente tuvimos que vender Virgin Records para enfocarnos en la aerolínea, pero solo después de que habíamos probado que había un mercado para nuestra idea. Lo había, y estuvimos listos para dar el salto; estábamos seguros de que teníamos un éxito en las manos.

Por otra parte, si ya tienes toda la información y habilidades que necesitas para iniciar tu empresa, entonces ¡adelante y deja la escuela! No dejarás de aprender cuando te conviertas en emprendedor; yo aprendí más en el primer año del lanzamiento de Virgin que en el salón de clases.

El emprendedor de medio tiempo

Si no puedes abandonar tus estudios o tu empleo para inicia un negocio de tiempo completo, trata de hacerlo de medio tiempo. Ten estos consejos en mente:

Aparta algún momento en las noches o los fines de semana para enfocarte exclusivamente en tu proyecto colateral.

Si estás en la escuela, busca mentores en tu campo que pudieran tener algunos consejos valiosos que ofrecerte.

Cuando se trata de lanzar una empresa emergente, no existe el “momento perfecto” para dar el salto. Una vez que sientas que hay un mercado para tu producto y lo hayas desarrollado lo suficiente, ¡lánzate!


Twitter:@richardbranson

También te puede interesar:

Esto es lo que me motiva cada día

Un compromiso con el propósito, no con las utilidades

¿Realmente necesitas un título universitario para ser emprendedor?

>