Opinión

ENTRE LÍNEAS

OPINIÓN. En el contrado que negocia el Gobierno con la armadora coreana KIA se debe vigilar para que se cumplan las promesas.
(Redacción)
04 marzo 2016 9:34 Última actualización 04 marzo 2016 9:42
Etiquetas
Kia Motors

(Bloomberg)

AEROPUERTO
Un susto que no pasó a mayores, afortunadamente, vivieron ayer usuarios y trabajadores del restaurante La Mansión, ubicado en la Terminal B del Aeropuerto de Monterrey.

OMA informó que aproximadamente a las 13:50 horas de este jueves, se presentó un corto circuito en las instalaciones de este negocio sin causar afectación mayor a la infraestructura.

El incidente fue resultado del sobrecalentamiento en uno de los extractores del establecimiento comercial, lo que provocó una falla en el circuito eléctrico del local y la generación de humo.

La situación fue controlada por el personal del CREI del Aeropuerto de Monterrey, sin presentarse daños a usuarios o trabajadores del restaurante.

La operación de la Terminal aérea no se vio afectada y actualmente se encuentra operando con normalidad.

KIA
El nuevo contrato que negocia el Gobierno del Estado con la armadora coreana KIA debe ser vigilado por todas las instancias, tanto laborales como económicas y legislativas de la entidad para evitar nuevamente sorpresas.

Sí, lo que se debe buscar con esta empresa es que quede contenta en Nuevo León, pero que también cumpla con su promesa de generar empleos bien pagados y con todas las de la ley.

IMEF
El que amanece hoy compartiendo un sabroso desayuno norteño con ejecutivos de finanzas es el empresario Eugenio Clariond Reyes, presidente del Fondo de Agua Metropolitano de Monterrey, mejor conocido como FAMM.

Clariond fue invitado por el presidente del IMEF Monterrey, Luis García Peña, para que hable sobre este organismo que tiene que ver con el abasto y cuidado del agua.


Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.