Ya tiene Trump su medalla, ¿y ahora?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ya tiene Trump su medalla, ¿y ahora?

COMPARTIR

···

Ya tiene Trump su medalla, ¿y ahora?

21/12/2017
1
 

 

Donald Trump. (Bloomberg)
,

Ayer, cuando la Cámara de Representantes de EU le dio el sí a la reforma fiscal, le proporcionó el primer gran logro de su mandato al presidente Trump.

Desde ayer mismo, el presidente de Estados Unidos ha señalado que se trata de un regalo de Navidad para los trabajadores de Estados Unidos.

La realidad es que aún no está claro el impacto que tendrá este paquete, que al final resultó mucho más complejo.

Cada segmento social, cada empresa en EU deberá ver cuál es el beneficio que obtiene y en algunos casos, incluso cuál es su pérdida.

Hay dos o tres cosas que resultan claras, pero muchas aún no.

Hay un beneficio global para los contribuyentes en un promedio anual de 150 mil millones de dólares durante la próxima década. Los grupos de más altos ingresos son los que concentrarán la mayor parte de esa ventaja. Y, la clase media, particularmente, la clase media alta, también tendrá ganancias.

En contraste, por ejemplo, hay una discusión respecto al impacto en crecimiento económico que este paquete traerá consigo.

Y, por cierto, tampoco está claro plenamente el efecto que tendrá en economías en las que invierte Estados Unidos, como México.

Pero, además de las implicaciones económicas, podría haber otras de carácter político.

Algunos opinan que, para la renegociación del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica, el hecho resultará positivo porque quitará presión.

Ante el éxito de conseguir el cambio fiscal más importante de los últimos 30 años, Trump podría ver de manera más benevolente estas negociaciones, pues ya no requeriría salirse del Tratado para lograr un éxito en su gestión.

En este contexto, empieza a crecer una corriente de opinión que señala que quizás lo más prudente sería hacer un paréntesis en las negociaciones tras la siguiente ronda, y esperar hasta después de las elecciones en México y Canadá, con objeto de evitar que se mezclen los asuntos. Que ni la renegociación se mezcle con el tema electoral ni tampoco lo contrario.

Pero hay otra visión que señala que, lejos de apaciguar a Trump, el éxito en su reforma fiscal lo va a llevar a asumir actitudes más agresivas, envalentonado con el resultado favorable que obtuvo.

Y, en ese contexto, podría acelerar su salida del Tratado, desde los primeros meses del próximo año.

La realidad es que no está claro qué es lo que puede ocurrir.

Estamos en una de esas etapas en las que se cruzan diversas disyuntivas en un nudo bastante complejo.

Va a tener que irse desamarrando poco a poco.

En primera instancia hay que hacer un análisis cuidadoso de las implicaciones de la reforma fiscal en Estados Unidos, viéndola en su integridad y diferenciando el efecto en cada sector, porque será diferente.

En el caso del Tratado, más allá de lo que vaya a hacer Trump, México no puede dejar de seguir cabildeando con intensidad entre el sector empresarial y la clase política en Estados Unidos.

A diferencia de la reforma fiscal, en la que hubo consenso entre la mayoría de los republicanos, en el caso del TLCAN hay muchos que están en contra de la idea de Trump de salirse de él.

México tiene que movilizar aún más respaldo al interior de EU para garantizar que el presidente Trump piense mejor en otros temas antes que volver a poner sobre la mesa el asunto de repudiar el Tratado.

,

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿Dónde se va a decidir la elección de 2018?
AMLO, contrastes entre 2006 y 2018
¿Cuánto nos pegará la reforma fiscal de EU?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.